Lagarde considera que el rescate bancario no ha devuelto la confianza

El Fondo resalta la salida de capitales de España e Italia

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde.
La directora gerente del FMI, Christine Lagarde.EFE

Las medidas para estabilizar el sistema financiero español no han restaurado la confianza del mercado, según subraya el Fondo Monetario Internacional (FMI). Esa es la conclusión, por otro lado bastante evidente, del organismo que dirige Christine Lagarde sobre el efecto que ha tenido en los mercados la petición por parte de España del rescate europeo para sanear su sector financiero.

El FMI señala que la preocupación por las necesidades de recapitalización del sistema bancario español se han traducido en fuertes caídas en el mercado de renta variable. Además, los costes de financiación mayoristas también se han disparado hasta máximos tanto para las cédulas hipotecarias como para la deuda no garantizada.

Más información

El organismo constata que para los inversores sirvió de poco consuelo la solicitud de España del pasado 19 de junio de rescate para sus sistema financiero. A su juicio, si bien la solicitud de la ayuda externa proporcionaba un respaldo apropiado para la reestructuración de segmentos del sector financiero, la respuesta adversa inicial del mercado "refleja la falta de un programa integral para reestructurar el sistema bancario y la falta de detalles sobre el préstamo", dice el informe de estabilidad financiera del organismo publicado este lunes.

El informe también indica que algunos participantes del mercado también expresaron su preocupación de que el apoyo, en forma de un préstamo al Estado, podría representar una deuda privilegiada con respecto a la de los titulares actuales de la deuda pública española. Según el Fondo, la decisión de la cumbre de la UE de finales de junio de que el apoyo financiero podría adoptar en un futuro la forma de recapitalización directa de los bancos y de que no goce de la condición de acreedor privilegiado ayudaron a disipar algunas de estas preocupaciones.

Salida de capitales

El FMI también refleja en su informe de estabilidad financiera que la fuga de capitales de España e Italia han erosionado la base de inversores extranjeros en ambos países, como han venido reflejando los datos del Tesoro sobre tenencias de deuda y los de la balanza de pagos que publica el Banco de España. Esa salida de capitales ha convertido a la banca española cada vez en más dependiente del Banco Central Europeo.

El informe del FMI también indica que se ha abierto una brecha en la evolución del crédito en los países del euro. Se ha contraído en Grecia, España, Portugal e Irlanda, mientras que se ha mantenido más estable en algunos de los países centrales.

"El desapalancamiento es también una preocupación para muchas empresas periféricas", añade el Fondo, "debido a su dependencia histórica de la financiación bancaria y el riesgo de que rebajas de crédito y la disminución del apetito de los inversores podría conducir a los costos de endeudamiento más alto, incluso para los emisores de alta calidad crediticia".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción