España y Japón, los únicos donde la deuda pública no toca techo

El rescate hará que la deuda pública se dispare 21 puntos este año El endudamiento seguirá creciendo en los próximos cinco años El Fondo cree que la deuda empezará a bajar en el resto de grandes países

España y Japón son los únicos grandes países del mundo en los que el Fondo Monetario Internacional (FMI) no ve cuándo la deuda pública tocará techo. El FMI ha actualizado las previsiones sobre cuentas públicas de su Monitor Fiscal, en las que prevé que la deuda pública española se dispare en este año y el próximo. Pero lo que es peor, seguirá creciendo los próximos cinco años.

En Alemania y Canadá, la deuda ya está en retroceso. En Italia, Irlanda, Portugal y el conjunto de la zona euro tocará su máximo en 2013, siempre según las previsiones del FMI. En Francia y Grecia marcará su máximo en 2014, mientras que en EE UU y Reino Unido el pico estará en 2015. En España y Japón, sin embargo, la deuda sigue creciendo hasta 2016, según las previsiones del organismo que dirige Christine Lagarde. En todo caso, la deuda pública japonesa, con un 240% del PIB previsto para 2013, es muy superior a la española, aunque su alto volumen de ahorro local y su moneda propia le permiten financiarla sin dificultades.

Más información
El FMI prolonga la recesión en España hasta 2013
El Fondo insta a Draghi a reactivar la compra de bonos de países periféricos
Lagarde cree que el rescate financiero no ha devuelto la confianza de los mercados

El FMI prevé que la deuda pública española se dispare este año 21,8 puntos, hasta el 90,3% del producto interior bruto (PIB). Hay dos salvedades importantes. Por un lado, que las previsiones no toman en cuenta las últimas medidas de ajuste. Por otro, que computan los 100.000 millones del rescate de España para sanear su sector financiero. En 2013, la deuda seguiría subiendo hasta el 96,3% del PIB, con lo que el límite del 100% no estaría muy lejos.

Según el FMI, el déficit iba camino de situarse en el 7% del producto interior bruto (PIB), cuando el objetivo era del 5,3%, antes de tomar las nuevas medidas de ajuste y de que la Unión Europea concediese un año extra para bajar el déficit al 3% y un punto extra para la meta de este año.

Para 2013, otro año en que la economía española seguirá en retroceso, según las previsiones actualizadas del Fondo, la previsión de déficit era del 5,9%, pero el Gobierno cuantifica las medidas aprobadas para ese año en 22.860 millones (casi 2,2 puntos del PIB).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS