_
_
_
_
_

Portugal cierra con éxito una subasta de letras a tipos de interés más bajos

El Tesoro alemán vuelve a colocar deuda a un interés mínimo en la era euro Mañana es el turno de España, que se muestra prudente en sus objetivos de emisión

El Tesoro alemán ha vuelto esta mañana a emitir deuda a un interés récord, por lo bajo, con lo que prolonga la buena racha en los mercados de deuda soberana gracias al aumento del apetito de los inversores por ponerse a cubierto de la crisis del euro. También Portugal ha logrado mantener la buena racha a la hora de salir a buscar financiación mientras, mañana, será España la que acuda al mercado ahora que está bajo los focos por las dudas que suscita la recapitalización de su sector financiero. Sin embargo, tanto el Gobierno español como la Comisión Europea han querido destacar hoy que el Estado no tiene problemas de financiación y que se alcanzarán los objetivos de la subasta. Aunque, para evitar el castigo de los inversores, se ha optado por fijar previsiones muy prudentes.

En concreto, el Tesoro portugués ha logrado colocar con éxito dos emisiones de letras a seis y 12 meses, a un interés más bajo que en anteriores ocasiones y con una oferta superior a la demanda. La operación se ha llevado a cabo dos días después de que la troika (FMI, BCE y EU) aprobaran las cuentas que periódicamente examinan del Gobierno portugués y de que el ministro de Finanzas, Vítor Gaspar, se mostrara moderadamente optimista sobre el futuro económico de Portugal, rescatada hace un año con 78.000 millones de euros y que lucha desde entonces por sacar la cabeza del hoy a base de recortes y austeridad.

A seis meses, ha colocado 500 millones a un interés del 2,6%, por debajo del 2,9% de hace un mes. También se pusieron en el mercado 1.000 millones de euros a doce meses de plazo, que acabaron con un interés del 3,8%, algo menor que el 3,9% que alcanzó la emisión hace un mes.

La cantidad no era mucha, pero había algunos analistas que temían un influjo negativo de la crisis bancaria española en la emisión de deuda portuguesa. La influencia de la crisis española, seguida muy de cerca en Lisboa, puede ser determinante para Portugal. El mismo presidente de la República, Aníbal Cavaco Silva, ha asegurado hoy que se siente “preocupado” por los números que le llegan de España.

Por su parte, Alemania ha vendido bonos a cinco años por 3.978 millones de euros a un tipo de interés del 0,41%, por debajo del 0,56% que ofreció en mayo. La demanda, pese a este descenso en la rentabilidad, aumentó desde la ratio de cobertura (títulos solicitados frente a los vendidos) de 1,4 veces de hace un mes a 1,6 veces. Nunca desde la puesta en marcha del euro el Tesoro alemán había pagado tan poco por su deuda a cinco años. Con ello, suma un nuevo mínimo histórico a lo que le cuesta financiarse, ya que ya lo había logrado con sus títulos a dos años hace apenas unas semanas en una operación en la que, por primera vez en la era euro, no tuvo ni siquiera que ofrecer un interés nominal por ellos.

La mejora en las condiciones de financiación de Alemana, que está vendiendo deuda prácticamente gratis, se debe al deseo de los inversores de ponerse a refugio ante un eventual deterioro de la situación, ya que la locomotora europea permanece de momento ajena a los problemas que sufre buena parte de la eurozona. De hecho, la apuesta por los títulos del Tesoro alemán son una apuesta poco rentable si se tiene en cuenta que hasta la inflación se comerá su rentabilidad.

Con vistas a la subasta de mañana del Tesoro español, en la que el organismo dependiente del Ministerio de Economía prevé colocar entre 1.000 y 2.000 millones con varios títulos de deuda a largo plazo, el jefe de este departamento, Luis de Guindos, se ha mostrado confiado en que se cumplirán los objetivos. Lo tendrá relativamente fácil, ya que las cantidades esperadas son las más bajas que se han fijado a lo largo de la crisis. El ministro, en cualquier caso, ha destacado que el Tesoro, que ya tiene cubierta un 56% de sus emisiones netas para todo el año, está bien financiado.

Desde Bruselas, la Comisión Europea (CE) ha asegurado en la misma línea que Guindos que "la financiación del Estado español está asegurada", aunque ha pedido al gobierno "perseverancia" en sus esfuerzos para recuperar la "confianza" de los mercados.

"Los desarrollos en el mercado de deuda reflejan las tensiones cuyo origen no se sitúa únicamente en España, sino que obedecen a incertidumbres diversas: la fragilidad del sistema financiero, los desarrollos en otros miembros de la zona euro y un contexto macroeconómico de ligera recesión en Europa", ha explicado el portavoz económico de la CE, Amadeu Altafaj. Para Bruselas, esa situación de los mercados muestra la necesidad de "perseverar" en las decisiones tomadas por España en los ámbitos presupuestario, de las reformas estructurales y en el sector bancario.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_