Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siemens prevé aumentar su negocio en España un 50% en cinco años

La empresa cuenta con ingresar 2.000 millones de euros en 2017

La directora de Siemens Espana, Rosa García
La directora de Siemens Espana, Rosa García

Para Rosa García, presidenta de Siemens España, hay una única manera de conseguir los objetivos del plan 20-20-20: invertir en las energías renovables. Su empresa, ha asegurado hoy en una rueda de prensa, está preparada para poner su tecnología al servicio de este reto y prevé incrementar su negocio un 50% en 2017, hasta facturar 2.000 millones de euros. La consejera, sin embargo, ha reconocido también que los dos próximos ejercicios se verán afectados por un estancamiento de la actividad.

“España puede y debería ser el proveedor de energía verde de Europa. No podemos dejar pasar esta oportunidad”, ha declarado García en la presentación del plan estratégico de los próximos cinco años. La presidenta considera que las renovables constituyen la única alternativa viable frente a la inestabilidad geopolítica de los principales países productores de petróleo, así como una oportunidad en vista del cierre de centrales nucleares en el norte de Europa.

La directiva se ha mostrado en desacuerdo con la decisión del pasado viernes del Gobierno de suprimir de manera temporal las primas al sector de las renovables. Sin embargo, ha añadido que no es oportuno diseñar una “política de parches” y hay que planificar de manera adecuada el potencial de España como exportadora de energía limpia. “No debemos ni queremos imponer nada al Ejecutivo. Solo pedimos diálogo”, ha señalado.

España puede y debería ser el proveedor de energía verde de Europa

El pasado mes de octubre, Siemens adoptó una nueva estructura que se centra en cuatro sectores: industria, energía, infraestructuras y salud. Respecto a este último campo, la compañía apunta a racionalizar los recursos actuales. España representa apenas el 2-3% del mercado sanitario de la multinacional alemana, pero acumula el 21% de su deuda a nivel global. "La situación es muy preocupante, puesto que existen retrasos en los pagos de algunas comunidades de 800 o hasta 900 días", ha dicho.