Hacienda recaudó 10.400 millones contra el fraude en 2011, el 3,6% más

El 68% del fraude fiscal se concentra en los impuestos de IVA y sociedades

La Agencia Tributaria ha recaudado 10.400 millones de euros en 2011 en actuaciones de prevención y lucha contra el fraude fiscal, lo que supone un incremento del 3,6% respecto al año anterior. Esta cifra, equivalente a una décima de PIB, representa una ayuda irrenunciable para cuadrar las cuentas del Estado y conseguir el objetivo de déficit de este año, a pesar de una parte de esta cantidad se imputará según los términos de contabilidad nacional a ejercicios anteriores. La vicepresidenta y ministra de Economía en funciones, Elena Salgado, se ha mantenido hoy en la idea de que la Administración central cumplirá su objetivo (un desequilibrio del 4,8% del PIB), sin querer pronunciarse sobre las comunidades autónomas, que previsiblemente incumplirán por un amplio margen.

Más información
Salgado exige más lucha contra el fraude fiscal para cuadrar el déficit
El 25% del fraude fiscal se localiza en grandes empresas

Respecto a la fuente del fraude, el 26% de estos 10.400 millones proviene de grandes contribuyentes, lo que da idea de que las empresas con mayor tamaño son las que más aplican la ingeniería contable y fiscal para eludir sus pagos al fisco. Además, el 68% del fraude fiscal se concentra en los impuestos de IVA y sociedades, lo que deja un papel muy residual al IRPF, que se nutre principalmente de las nóminas de los asalariados. Según los datos ofrecidos en rueda de prensa por Salgado, desde 2005 se han recuperado 55.833 millones de euros fruto de la lucha contra el fraude. En ese año, el recién llegado Gobierno socialista comenzó a aplicar un plan especial de prevención del fraude.

Del total recaudado en 2011, los ingresos procedentes de actuaciones de control directas ascendieron a 9.400 millones, el 10,6% más que en 2010, en tanto que por regularizaciones voluntarias, inducidas por campañas de control del fraude, se contabilizaron 1.000 millones, el 35% menos. El director de la Agencia Tributaria, José María Meseguer, ha explicado que los años de crisis nunca son propicios para ese tipo de ingresos voluntarios y que en los años anteriores se habían visto impulsados por importantes campañas de regularización de este organismo (el cerco a los billetes de 500 euros y, más adelante, el descubrimiento de cuentas opacas de contribuyentes españoles en la filial suiza del HSBC).

Este año, la Agencia ha rebajado mucho los recursos destinados al sector inmobiliario, que acapararon la máxima atención en los años de boom, y se ha centrado en "el fraude de mayor magnitud", es decir el de grandes empresas y grupos, y el de profesionales como arquitectos, médicos o abogados cuyos ingresos son mucho más fáciles de ocultar al fisco. Los 10.400 millones recaudados en caja suponen un 39% más de lo previsto por la Agencia, según ha aclarado el secretario de Estado de Hacienda, Juan Manuel López Carbajo.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS