Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La escalada de las materias primas

La FAO advierte de un nuevo récord en el precio de los alimentos

El índice de la organización de la ONU sobre los productos básicos marca su tercer máximo consecutivo.- Las previsiones apuntan a más volatilidad

Las dificultades para acceder a los alimentos básicos aumentan. En plena carestía del petróleo con motivo de las revueltas en los países árabes, los alimentos vuelven a añadir presión sobre la economía internacional, algo que ya sucedió en verano de 2008 y que desembocó a su vez en protestas en algunos Estados como Mauritania, Egipto, Camerún, Bangladesh o Haití. Según ha alertado hoy la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO), los productos de primera necesidad han vuelto a alcanzar en febrero por tercer mes consecutivo precios récord, incluso por encima de los de junio de hace tres años. Y las perspectivas no apuntan a un cambio de tendencia a corto plazo.

El índice que establece la organización de Naciones Unidas, que incluye la media ponderada de los precios de exportación de carne, productos lácteos, cereales, aceites, grasas y azúcar; llegó en junio de 2008 a 213 puntos. Sin embargo, según ha publicado la FAO, cerró febrero en 236 enteros, un 2,2% por encima del dato de enero por "factores externos" como el precio del crudo, la cotización de las divisas y la inestabilidad política. Además, es el octavo mes consecutivo en el que registra subidas.

Con vistas al futuro, la organización advierte de que las previsiones auguran más tensiones al alza sobre el precio de los cereales, ahora que en Europa y el hemisferio norte toca evaluar y valorar las cosechas que están por llegar. "En un marco de creciente demanda y de descenso en la producción -por fenómenos de variada índole que van desde las sequías en Rusia durante el verano a las más recientes inundaciones en Australia-, los inventarios de cereales bajarán este año de forma acusada", asegura la FAO en su informe, lo que se traducirá en un repunte de los precios. En este caso por el principio tradicional de la oferta y la demanda.

Hasta que no sepamos por donde irán las nuevas cosechas, lo que significa que habrá que esperar hasta abril, en nuestra opinión no esperamos una gran corrección en los precios, incluso no podemos descartar más volatilidad ahora que el petróleo se ha unido a la tendencia de subida", ha explicado a Reuters Abdolreza Abbassian, economista de la FAO. En su opinión, además, revela que la decisión de algunos grandes productores de grano de acopiar reservas para afrontar las revueltas en el norte de África, que precisamente han germinado por culpa del encarecimiento de los alimentos, han añadido incertidumbre y volatilidad en el mercado de los productos básicos.

"El inesperado ascenso del petróleo puede exacerbar la ya precaria situación de los alimentos", añade David Hallam, el director de la sede de la FAO en Roma.