Campa augura que España "creará empleo suavemente" a final de año

El 'número dos' de Economía niega un ataque contra la deuda pública y admite que España tiene "un grano" en los bancos por el ajuste inmobiliario

El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, ha descartado cualquier tipo de ataque a la deuda pública española en los mercados y ha achacado la presión sobre los bonos del Tesoro a un "momento de nerviosismo psicológico" y a una "percepción generalizada" de que los problemas de Grecia eran extensibles a otros países del euro que ha llevado a los inversores a pensar a "corto plazo". Unos inversores que, según ha recordado, "como siempre tratan de buscar beneficios". "La imagen de España no es nefasta", ha negado antes de acotar la crisis a un "ciclo muy agudo" de deterioro económico y calificar la alta demanda y el "precio adecuado" de la emisión de bonos de la última semana de "buena noticia".

Más información

Precisamente, sobre las consecuencias de la crisis en España, Campa ha vaticinado en una entrevista a la Cadena Ser que a final del presente año "se creará suavemente empleo neto". "Nuestra previsión es que la tasa de paro no descienda sustancialmente", ha reiterado al tiempo que explicaba que la "caída entre enero y junio se verá compensada a en el segundo semestre". En cuanto a la reforma laboral, ha declarado que "es esencial, pero no para crear empleo ahora, si no para corregir la deficiencia temporalidad que dura ya 25 años". Algo en lo, en su opinión, el Gobierno y los sindicatos coinciden.

El optimismo de Campa, sin embargo, contrasta con el pragmatismo del titular de Trabajo, Celestino Corbacho, que hoy se ha limitado a acotar sus previsiones a los meses inmediatos. Así, sobre los datos de febrero, ha recordado que la recuperación económica está siendo "muy tímida y muy lenta" y "de ninguna manera generadora de empleo". Según ha añadido, "el ajuste del empleo se seguirá produciendo" en el primer trimestre del año, aunque "no con la misma intensidad que en 2009".

"Tenemos un grano, pero no oculto"

Sin salir del diagnóstico sobre la situación de la economía española, el número dos del departamento que dirige Elena Salgado y gran triunfador de la gira de los responsables del Ministerio por las principales plazas financieras internacionales, ha respondido a la pregunta de si el Gobierno o el Banco de España van a endurecer los requisitos de capital que "tenemos un grano, pero no oculto, en el ajuste inmobiliario". Según ha añadido, esta peculiaridad de la crisis en España está llevando a que algunos activos en los balances de los bancos pierdan valor mientras se pone en duda la capacidad de devolver préstamos". En cualquier caso, ha garantizado que el antiguo instituto emisor hace un "seguimiento muy estricto" de la solvencia de las entidades, en particular sobre los activos del "sector inmobiliario".

En cuanto al déficit público, que ha cerrado 2009 sobre el 10% del PIB y debe volver al límite del 3% que impone Bruselas de aquí a 2013, Campa ha comentado que "es importante identificar que la economía no va a crecer de la misma manera" una vez se supere la crisis. Según ha augurado, "España tendrá una "estructura distinta con un peso sustancialmente menor de la construcción residencial", lo que tendrá impacto en las cuentas públicas con una disminución de la recaudación. En este punto, ha argumentado que con los mismos impuestos, la capacidad recaudatoria de las Administraciones Públicas será menor, por lo que hay que adaptarlo". Sobre la propuesta del PP de bajar impuestos, ha admitido a corto plazo "mejora aparentemente la capacidad de gasto e inversión de los agentes privados", aunque con vistas al futuro incrementa el déficit estructural.

Por otra parte, ha vinculado la restricción del crédito a "una combinación de varios factores" como la débil situación económica y el hecho de que ante la perspectiva de que el negocio se resienta, los bancos "son más cautelosos". "Veníamos de un ciclo en la que la concesión créditos era demasiado relajada, una situación excepcional como la de ahora pero en la dirección contraria", ha analizado antes de recordar que los "bancos dan crédito para conseguir rentabilidad". A preguntas de si siempre salen ganando, ha reconocido que "casi nunca pierden". "Puede ser percibido de esa manera", ha incidido al tiempo que ha recordado que "ganar menos también puede suponer pérdidas a efecto de los accionistas".

Lo más visto en...

Top 50