Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy insta al Gobierno a tomar decisiones si fracasa el diálogo social

El líder del PP asegura que "la falta de consenso no exime al Ejecutivo de su responsabilidad"

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha instado hoy al Gobierno a tomar la iniciativa y adoptar decisiones en caso de que no se llegue a un acuerdo en la mesa del diálogo social de cara a acabar con la alta dualidad del mercado laboral español.

Rajoy, que ha clausurado hoy la primera jornada del IX Encuentro Financiero Internacional organizado por Caja Madrid y ELPAÍS , ha defendido la necesidad de adoptar reformas estructurales inmediatas para atajar la brecha que, según ha explicado, existe en España y que separa a trabajadores temporales, con una de las tasas más elevadas de Europa, y los empleados fijos. "Sería mejor llegar a un consenso, pero si no se logra, eso no exime al Gobierno de su responsabilidad", ha advertido de forma contudente el jefe de la oposición.

En plena semana decisiva para el futuro de las negociaciones y bajo la amenaza de naufragio, Rajoy ha reclamado así al Gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero que entre a legislar en un tema del todo delicado y que el presidente siempre ha restringido a la mesa del diálogo social, que "por algo es Gobierno" le ha recordado el líder popular

En el mismo foro, el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, ha afirmado que el Gobierno tiene previstos para esta semana "varios contactos" bilaterales con los agentes sociales con el objetivo de reactivar las negociaciones de cara al encuentro entre todas las partes que tendrá lugar previsiblemente el jueves.

Granado, que ha admitido que la propuesta de un contrato para el siglo XXI que la patronal puso sobre la mesa el jueves pasado con un abaratamiento del despido les pilló por sorpresa, ha recordado la "línea roja" que el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, puso ante la que hasta ahora era la gran pretensión de la CEOE: una rebaja de las cotizaciones de cinco puntos.

"Ni cero ni cinco", ha reiterado Granado, que ha recordado que la propuesta de recortar las cotizaciones va ligada a la voluntad del Gobierno de destinar los más de 1.600 millones de excedentes de las mutuas para reducir la carga impositiva que pagan las empresas. Unos impuestos, ha añadido, que son "aportaciones del trabajador para recibir una prestación en el futuro". Es decir, para su jubilación.