Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los efectos de la crisis

Caja Madrid advierte de que su morosidad llegará al 7%

Los resultados de la entidad madrileña, que gana un 70% menos, cierran el balance de 2008 de la gran banca con una caída de beneficios del 19,3%

La crisis hace mella en el resultado de la gran banca española. Las cinco entidades más grandes -Santander, BBVA, La Caixa, Caja Madrid y el Popular- han cerrado 2008 con unos beneficios netos de 17.590 millones, lo que representa una caída del 19,3% frente a las ganancias récord de 21.794 millones de euros de 2007 condicionados por la necesidad de realizar provisiones por el deterioro económico. La última entidad en presentar resultados ha sido Caja Madrid, que ha visto caer su beneficio neto un 70,6% hasta los 840 millones por el impacto de las plusvalías anotadas en 2007 tras su salida de Endesa. Además, su presidente Miguel Blesa, ha lanzado un claro mensaje de alerta a navegantes al augurar que la morosidad llegará al 7% tras multiplicarse por cinco en el último año hasta alcanzar el 4,87%, por encima del resto de sus competidores.

Blesa ha justificado este repunte a tenor de los datos del paro y la evolución económica; y ha explicado que la mayor morosidad de Caja Madrid proviene de los préstamos a particulares y de las hipotecas. Además, preguntado sobre si la razón podría ser que la entidad concedió más préstamos a inmigrantes que otras, Blesa ha dicho que podría ser, pero no lo ha podido asegurar.

No obstante, a pesar de que Caja Madrid lidera el balance de dudosos en su cartera de créditos, sus previsiones no se distancian tanto de las de su principal competidor, la Caixa, que prevé que la morosidad llegue al 6% en 2009 tras verse multiplicado también por cinco durante el pasado ejercicio hasta el 2,48%. Algo mayor es la tasa del Popular, que ha pasado de tener un 0,83% de su cartera de créditos bajo el epígrafe de dudosos en 2007 hasta el 2,81% a finales de diciembre. A la espera de que el Santander confirme sus datos el miércoles, el BBVA cierra la tabla con un 2,12%.

Volviendo al resultado de Caja Madrid, la caída del beneficio neto atribuido se debe a que en 2007 la entidad logró un resultado récord de 2.861 millones de euros, al que contribuyeron de manera notable las plusvalías de 2.333 millones que ingresó por la venta de su participación en Endesa y otros extraordinarios. A cierre de 2008, la entidad tenía un volumen de negocio de 273.900 millones de euros, un 7,8% superior al de 2007, al tiempo que sus niveles de solvencia se mantenían "sólidos", explica la caja, con un Tier 1 -ratio que mide los recursos propios de mayor calidad- del 7,5%, y una posición de liquidez que superó los 9.000 millones de euros.

El Santander sufre con el caso Madoff

Con estos resultados, la clasificación por beneficios de la banca española la abre un año más el Santander, que ganó 8.876 millones en 2008, un 2,03% menos que en 2007 por el impacto del caso Madoff en sus cuentas y las provisiones por la inversión en RBS y Fortis, entidades que se han hundido en Bolsa. No obstante, el beneficio del negocio típico creció un 9,4%. Asimismo, aunque el balance de 2008 representa su primer descenso de ganancias desde 2002 y no cumple la promesa de llegar a los 10.000 millones, el banco de Emilio Botín se pone a la cabeza del ranking mundial por beneficios, a la espera de conocerse lo hecho por el HSBC y otros bancos chinos.

Por detrás del Santander, el BBVA cerró el año con unas ganancias de 5.020 millones de euros, un 18,1% menos, aunque al igual que su principal competidor tuvo un beneficio recurrente (sin extraordinarios) un 0,2% superior, hasta los 5.414 millones.

En la misma línea, la Caixa, tercera entidad financiera, obtuvo en 2008 un beneficio neto de 1.802 millones, lo que supone un descenso del 27,6% con respecto a 2007, cuando ganó 2.488 millones, por el empleo de los resultados extraordinarios "por prudencia" a cubrir riesgos ante la delicada situación económica. En último lugar, el Banco Popular publicó un beneficio neto atribuido anual de 1.052 millones, un 16,8% menos por la dotación a provisiones realizadas, sin la que la ganancia neta habría crecido el 6,4%.

Blesa advierte de que el Consejo de Administración defenderá su independencia

El presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, ha asegurado hoy que el Consejo de Administración de la entidad va a cumplir la legislación vigente "con el mismo ardor" con el que va a defender su independencia. Tras defender que en la actuación del consejo no hay atisbo de "comportamiento rebelde ni altivo", ha asegurado que espera que "cuanto antes" se levanten las suspensiones cautelares sobre dos miembros de la Comisión de Control de la entidad.

La Comunidad de Madrid decidió suspender cautelarmente hace dos semanas al que la entidad considera su presidente de la Comisión de Control, Fernando Serrano, y posteriormente, al secretario del mismo órgano, Juan Gómez-Castañeda. En cuanto a la legislación aprobada por el Ejecutivo de Esperanza Aguirre, Blesa ha asegurado que no va a discutir la competencia legislativa de la Comunidad de Madrid, pero ha añadido que "han hecho lo que quisieron hacer y con sus capacidades".

No obstante, ha recordado que el Consejo de Administración convocó las elecciones en octubre, antes de que se aprobara dicha normativa, y que el pasado viernes remitió a la Consejería de Economía y Hacienda regional los estatutos adaptados y "con respeto absoluto a ley vigente". Ahora queda esperar a que dicha consejería devuelva antes de 15 días el texto con las correcciones oportunas, y entonces será cuando se someta a votación en la Asamblea General de la caja.

Más información