ESTUDIO

La costumbre de compartir décimos de Navidad sitúa a España al frente de Europa en consumo de Lotería

Siete de cada diez españoles juega a medias con sus compañeros o amigos en el sorteo del Gordo

Cada vez queda menos para que los bombos del tradicional sorteo de la Lotería de Navidad comiencen a rodar y, a la espera de conocer los datos oficiales sobre la venta de décimos, el sector confía en igualar o incluso superar las ventas de años anteriores a pesar del deterioro económico y el recorte de gastos de las familias. De hecho, según pone de relieve un estudio editado por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), los españoles son los europeos que más consumen en lotería a pesar de las crisis, revoluciones o cambios demográficos, políticos o sociales gracias a la tendencia generalizada en España a comprar décimos en compañía a través de redes sociales.

El profesor de sociología de la Universidad Carlos III de Madrid Roberto Garvía, autor del informe Lotería publicado por el CIS, explica que el punto de partida de esta situación se produjo en la segunda mitad del siglo XIX con el desmantelamiento de la lotto, lo que dio lugar a que muchos de los antiguos jugadores, acostumbrados a pagar o invertir uno o dos reales en el juego e incapaces de hacer frente a cuatro, empezaran a jugar juntos o en compañía.

De esta situación, convertida ya en una práctica para reforzar redes sociales, se aprovechó posteriormente Hacienda, porque favorecía sus intereses. "La emergencia del juego en compañía no fue un fenómeno anticipado o querido por el Estado, sino la consecuencia de una decisión económica orientada a reducir los riesgos de explotación de la vieja lotto", comenta este experto.

Más información
La ilusión por la lotería puede con la crisis
El Gordo de Navidad, una posibilidad entre 85.000
ELPAÍS.com emite en directo el sorteo de la Lotería de Navidad

Más en lotería que en I+D+i

Asimismo, Roberto Garvía señala que esta costumbre -compartir un billete de lotería y transformarlo en un medio para reforzar lazos de amistad, parentesco y confianza personal- explica "lo que de otro modo bien puede parecer aberrante",esto es, que España gaste más en lotería que en I+D. En la actualidad, el 50% de los jugadores regulares españoles comparten su billete con otras personas, un porcentaje que alcanza el 73% en Navidad.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Igualmente, a esta conducta han afectado lo que Garvía llama "compañías del tercer sector", como son las cofradías encargadas de organizar fiestas en los pueblos, asociaciones de vecinos, ONG's u organizaciones culturales. Así, afirma que a pesar de que en España no hay una tradición de mecenazgo social, estas asociaciones sobreviven con la venta de participaciones. En la misma línea, pese a que la sociedad española tiene bajos niveles de confianza interpersonal, los españoles muestran confianza a la hora de compartir, intercambiar y repartir participaciones de lotería.

Actuar racionalmente minimiza las ganancias

Por otra parte, esta investigación revela que mientras los economistas no encuentran una explicación al juego de la lotería, por considerarlo "irracional, absurdo y supersticioso", los jugadores actúan racionalmente para maximizar su probabilidad de ganancia, una circunstancia que "provoca todo lo contrario".

A falta de los datos oficiales de la campaña de Navidad, el último balance disponible de Loterías y Apuestas del Estado (LAE) muestra que las ventas están sufriendo una ligera atonía tras crecer apenas un 2,43% entre enero y septiembre hasta alcanzar los 5.745 millones de euros. Según estas cifras, cada español se gastó en este periodo 127,11 euros, dos más que un año antes. En cualquier caso, este avance del 2,43% hasta septiembre de 2008 concuerda con el crecimiento del 3,51% registrado en el conjunto del año anterior con 213 euros por persona en todo el ejercicio.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS