Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Euríbor responde al aviso de Trichet con un nuevo máximo histórico en el 5,418%

La posibilidad de una subida de tipos en julio dispara el índice hipotecario a su nivel más alto intradía desde agosto de 2000 y hunde a la Bolsa

La advertencia que realizó ayer el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, al anunciar un posible aumento de los tipos de interés en julio ha disparado al Euríbor, que ha subido tres décimas en una única sesión hasta marcar un nuevo máximo histórico diario en el 5,418%.

Con el repunte de hoy, la media de los cinco días de junio en que ha habido actividad bancaria arroja una tasa del 5,168%, lo que significa una subida de 0,663 puntos respecto al Euríbor de junio del año pasado.

Este indicador comenzó a cotizar en enero de 1999 y ha oscilado entre el mínimo diario de 1,929% que marcó en 2003 hasta el máximo del 5,341% en agosto de 2000, por lo que hoy ha alcanzado el nivel más alto en casi ocho años.

Si el Euríbor cerrara el mes con el valor medio actual de 5,168%, se establecería a tan sólo ocho centésimas de su tasa mensual histórica, que en agosto de 2000 se elevó hasta el 5,248%. Con un índice al 5,168%, el usuario de una hipoteca media de 150.000 euros a 25 años que tenga revisión anual en junio tendrá que pagar 58,92 euros más al mes y 707 euros más al año.

Este índice, que suelen utilizar los bancos para prestar dinero a sus clientes y que se establece a partir de las previsiones sobre la situación en la que se situará el precio del dinero en la Eurozona dentro de doce meses, cerró el pasado mes de mayo a las puertas del 5% -en el 4,994%-, acumulando así su tercer mes consecutivo de subidas. Además, la cotización del Euríbor viene marcado por los tipos de interés que establece el BCE.

En este sentido, hace exactamente un año, el 6 de junio de 2007, la institución monetaria ejecutó la última subida de tipos en la Eurozona, cuando decidió subir la tasa desde el 3,75 hasta el 4% actual. Desde entonces, el precio del dinero en la Zona Euro se ha mantenido inalterado en este nivel. La subida augurada ayer por Trichet dejaría este indicador en el 4,25% para atajar las presiones inflacionistas y una vez que, a su entender, los índices de crecimiento comienzan a recuperarse en algunos países como Alemania o Francia.

Sebastián pone en duda la subida de los tipos

Antes de conocerse el nuevo récord del tipo hipotecario por excelencia en España, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, se ha mostrado hoy convencido de que el BCE no materializará su amenaza de subir los tipos en julio para contener la inflación y ha augurado que los datos de crecimiento de la economía española durante el segundo trimestre podrían dar "alguna sorpresa".

"Yo no creo que el Banco Central Europeo vaya a subir los tipos de interés", ha declarado Sebastián al ser preguntado por si cree que una subida de tipos agravará la desaceleración de la economía española. A su juicio, lo que dijo este jueves el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, fue únicamente que había una "posibilidad" de subida de tipos "si los datos de inflación y de crecimiento así lo sugieren".

En todo caso, por lo que se refiere al impacto de la política monetaria del BCE sobre la economía española, el ministro de Industria ha pedido "esperar a los datos de crecimiento del segundo trimestre" porque, según ha dicho, "a lo mejor hay alguna sorpresa".

El Gobierno "se está ocupando y preocupando" para aliviar el impacto en las familias

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha reconocido que la subida del Euríbor al máximo del 5,418%, es "preocupante", pero se ha mostrado confiada en que la situación se reconduzca "pronto".En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta ha explicado que los bancos "a veces descuentan" las decisiones que puede adoptar el Banco Central Europeo (BCE) en relación con la subida del Euribor y que así ha ocurrido ahora.No obstante, ha reiterado que el Gobierno "se está ocupando y preocupando" con medidas "concretas" de "todas" las cuestiones que afectan a las familias, como la subida del Euribor, el alza del precio de los carburantes, la crisis financiera internacional y la desaceleración de la economía española.Entre esas medidas, ha destacado el aumento de las prestaciones sociales, las deducciones de vivienda y los 400 euros de descuento del IRPF. De la Vega ha añadido que el Gobierno es "consciente" de que algunos datos son "preocupantes", pero insistió en que el Ejecutivo está haciendo frente a la situación y confió en que "entre todos podamos superarla".

Más información