Deterioro económico

El Gobierno rebaja su previsión de crecimiento del 3,1% al 2,3%

Solbes defiende que, a pesar de la moderación del PIB, España seguirá creciendo más que los países de su entorno y volverá a superar el 3% en 2010

Las consecuencias de una desaceleración internacional más profunda y rápida de lo previsto han obligado al Gobierno a rebajar sus previsiones para los próximos ejercicios, unas proyecciones "realistas", en palabras del vicepresidente Pedro Solbes, que reducen del 3,1 al 2,3% el objetivo de crecimiento tanto para 2008 como 2009.

Tras este periodo, ha añadido el responsable económico del Ejecutivo, la economía española volverá a su ritmo de crecimiento potencial en torno al 3% gracias a que se espera que el efecto originado por las turbulencias y las limitaciones de crédito empiecen a remitir en el segundo semestre de 2009. No obstante, ha querido destacar que España seguirá creciendo más que la media de sus socios del euro.

Más información

A pesar de esta desaceleración del crecimiento al 2,3%, que está en línea con las del Banco de España (un 2,4%), el ministro ha destacado que España seguirá registrando tasas superiores a las de su entorno y creando empleo, aunque un punto por debajo de las anteriores proyecciones, al mismo tiempo que mejorará su productividad, que aumentará un 1% en 2008 y otro 1,2% en 2009.

De este lado, Solbes ha destacado que pese a que el paro lleva ya dos meses a la baja según muestra la encuesta de población activa del INE hecha pública hoy por el INE, el empleo se recuperará debido, según sus previsiones, a la moderación del aumento de la población activa por la menor llegada de inmigrantes.

Además, ha añadido sobre este apartado, la destrucción de puestos de trabajo en el sector de la construcción, principal responsable del alza del desempleo durante los últimos meses, "no seguirá al mismo nivel" que en los últimos meses ya que el ajuste del sector de la vivienda se está realizando más deprisa de lo previsto y, por tanto, acabará también más pronto de lo previsto.

Por ello, el vicepresidente ha señalado que tanto en 2008 como en 2009 se crearán 200.000 nuevos puestos de trabajo, frente a los más de 300.000 generados en 2007, gracias al tirón del sector servicios, cuya ocupación ha repuntado un 2,83% durante los últimos doce meses, y la industria, que después de cuatro trimestres a la baja ha vuelto a generar empleo, un 2,4%, según ha afirmado Solbes apelando a los últimos datos de la EPA.

Además de las turbulencias financieras iniciadas el pasado verano, el ministro ha añadido que el fuerte encarecimiento "no esperado" del conjunto de las materias primas, no sólo de la energía y los alimentos, por la subida a máximos del petróleo ha recrudecido el debilitamiento de la economía mundial, sobre todo por la previsible recesión en Estados Unidos.

Este deterioramiento ha llegado también a España, donde las limitaciones de crédito han agudizado el ajuste del sector inmobiliario, un ajuste que en palabras de Solbes es más profundo de lo esperado pero, al mismo tiempo, pasará más rápidamente de lo previsto, lo que propiciará la recuperación económica anunciada por el ministro para la segunda mitad de 2009 y la mejora del empleo.

A continuación, Solbes ha añadido que la reducción de más de un punto hasta el 2,3% en las previsiones del Ejecutivo está en línea con la de los organismos internacionales ya que, ha recordado, el agravamiento de la coyuntura ha obligado al FMI a rebajar en un punto el crecimiento esperado para Estados Unidos y en nueve décimas la de España al tiempo que ha reducido las de la Unión Monetaria en seis.

Sobre la composición del crecimiento español, Solbes ha afirmado que el nuevo cuadro macro presentado hoy espera que el consumo, clave en el conjunto de la economía, se estabilizará en el 2,2% gracias al plan de estímulo del Gobierno.

Lo más visto en...

Top 50