Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Banco de España y Pedro Solbes minimizan los datos de vivienda del FMI

El organismo internacional dice que en España las casas cuestan un 20% más de su valor real

El subgobernador del Banco de España, José Viñals, considera excesivas las cifras que el Fondo Monetario Internacional (FMI) dio ayer sobre la caída del precio de la vivienda por estar sobrevaloradas hasta en un 20% en España, el doble que en EE UU. Viñals ha explicado que aunque las cifras del FMI permiten una matización porque corresponden a precios reales, descontada la inflación, son en cualquier caso, excesivas.

Según los cálculos del Banco el ritmo de crecimiento de los precios de la vivienda podrían terminar situándose en línea con la inflación o incluso por debajo, lo que daría lugar a una reducción del precio, pero de una manera mucho más moderada que lo indicado por el FMI.

Por su parte, el vicepresidente económico del Gobierno, Pedro Solbes, también se ha referido hoy a las cifras indicadas ayer por el FMI. Ha dicho que sobre estos datos que "hay otros organismos que dicen otras cosas". El modelo que usa el FMI, ha explicado, no toma suficientemente en consideración algunos factores que afectan especialmente a España, como la inmigración, la constitución de nuevos hogares, y la compra por parte de extranjeros de segunda vivienda. Todo esto hace que en España la demanda se sitúe un poco por encima de la media europea. A pesar de esto, ha admitido que el ajuste del sector de la vivienda ha sufrido una "cierta aceleración" como consecuencia de las turbulencias financieras internacionales.

Solbes ha dicho que el sector ha iniciado un "aterrizaje suave" en 2006 y que este año "se ha acelerado algo" por los problemas financieros. "Seguimos pensando que el ajuste se va a producir a lo largo de varios años, en los que 2008 y 2009 van a ser fundamentales".

El FMI alertó ayer sobre la caída de precios de la vivienda en España por la exagerada subida de precios de los últimos años que han colocado los valores en un 20% más de su precio real, lo que hará que la caída sea mayor. "Las consecuencias de un debilitamiento en la inversión residencial serán mayores en España que en cualquier otra economía avanzada" dijo ayer Roberto Cardarelli, economista del Fondo.

Aunque Viñals coincide en que los precios españoles tenderán a atenuarse no cree que se dé la caída que pronostica el Fondo, sino que más bien lo que hay de momento es un crecimiento menor. Además, ha indicado que "hay que hilar muy fino" para interpretar las cifras del FMI, ya que, al referirse a precios reales, es necesario descontar la inflación para ver la tasa de crecimiento real, que es menor que la indicada por el Fondo.