Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BCE sube los tipos de interés al 4%, el nivel más alto en seis años

El presidente del BCE, Trichet, asegura que mantendrá una "estrecha vigilancia" sobre los precios y revisa al alza las previsiones de crecimiento e inflación para 2007

El consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido hoy, tal y como esperaba el mercado, subir los tipos de interés a corto plazo para la eurozona en 25 puntos básicos, hasta el 4%, informó la entidad. Esta subida, la octava desde finales de 2005, coloca el precio del dinero en su nivel más alto desde agosto de 2001.

La decisión coincide con el pronóstico de los analistas que daban por sentado un aumento de las tasas después de que varios miembros del órgano ejecutivo de la entidad insistiesen en la necesidad de que no se materialicen los riesgos inflacionistas que identifican en el área del euro.

La institución europea aumentó también en 0,25 puntos porcentuales la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a las entidades, hasta el 5%, y la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero, hasta el 3%.

Trichet vigilará los precios

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, ha asegurado que la política monetaria todavía es "acomodaticia" y que la institución mantendrá una "estrecha vigilancia" sobre el comportamiento de los precios. En la rueda de prensa posterior a la reunión del BCE, tras la que el organismo anunció una subida de los tipos de un cuarto de punto porcentual, hasta el 4%, Trichet aseguró que el aumento se decidió "a la vista de de riesgos alcistas para los precios".

Por lo tanto, el presidente del BCE subrayó que que la institución actuará "de forma firme y oportuna" para controlar la estabilidad de los precios. Respecto a la evolución de la economía europea, Trichet señaló que existen "condiciones de financiación favorables" y que "la liquidez es amplia", y que, mirando al futuro, "las perspectivas de crecimiento son favorables".

El BCE augura más crecimiento e inflación

El BCE ha revisado también al alza sus previsiones de crecimiento e inflación para la eurozona en 2007, respecto a las proyecciones de marzo, debido a unas mejores perspectivas económicas y a unos precios del petróleo más altos. Trichet ha explicado que el banco prevé que el Producto Interior Bruto (PIB) real crezca este año entre el 2,3 y el 2,9 por ciento, frente a la horquilla del 2,1 al 2,9 por ciento que calculó en marzo.

El máximo dirigente del BCE calcula asimismo que el Indice Armonizado de Precios de Consumo (IAPC) se incrementará en 2007 del 1,8 al 2,2 por ciento, en comparación con el rango entre el 1,5 y el 2,1 por ciento pronosticado hace tres meses. Trichet ha afirmado que las nuevas proyecciones de

crecimiento económico para este año se encuentran en la parte superior de la horquilla calculada en marzo y reflejan las mejores perspectivas para la economía de la eurozona.

Nuevas subidas en 2007

Los expertos prevén que la institución europea revise al alza sus pronósticos de inflación y crecimiento económico para 2007, hasta una media del 1,9 y el 2,7%, respectivamente, y que deje inalteradas las previsiones para 2008 en el 2 y el 2,4%. La mayoría de los expertos cree que el BCE volverá a subir los tipos de interés este año en una ocasión más, hasta el 4,25% y algunos observadores, como los del banco germano HypoVereinsbank, dan por segura dos alzas hasta el 4,5%, en vista de la fortaleza de la economía de la eurozona.

Subidas en las hipotecas

Según la OCU, esta subida de los tipos de interés supondrá un aumento aproximado de 80 euros en las cuotas de un crédito hipotecario medio que se revise anualmente con la nueva tasa. De acuerdo con esta organización, la subida de un cuarto de punto en la hipoteca media (145.000 euros) puede suponer un incremento aproximado de 20 euros mensuales, aunque esto es "irreal", ya que, para las hipotecas que tengan su revisión anual, el incremento acumulado será de un punto, lo que supone 970 euros al año, unos 80 euros al mes. Por su parte, el vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, ha asegurado hoy que el número de familias que podrían verse afectadas por una nueva subida de tipos será "relativamente limitado". "El BCE viene poniendo de relieve desde hace tiempo que estamos en un periodo de tipos al alza y, quien en este periodo ha contratado hipotecas a tipo variable debe tenerlo en consideración", ha añadido. Finalmente, Solbes ha precisado que "puede haber problemas específicos con algunas familias", pero que "no es un problema generalizado y no afecta al consumo en general".

Más información