Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La vivienda en Madrid, más cara que en Berlín

El metro cuadrado en Mónaco es el más caro de todo el continente europeo

Mónaco es el país más caro de Europa a la hora de comprar un apartamento. Un piso de 120 metros cuadrados en el principado cuesta casi tres millones de euros, según publica hoy The Economist. El diario establece un ranking de las ciudades con el precio de la vivienda más alto a partir de la página: www.globalpropertyguide.com (Guía de Propiedad Global), una Web para la gente que compra pisos en el extranjero. El acceso a un hogar en Madrid es más caro que en Berlín, mientras que en la capital moldava se encuentra el metro cuadrado más barato de todo el continente viejo.

Los distritos más exclusivos de Londres (Belgravia, Chelsea y Knightsbridge) ocupan la segunda posición de la lista, aunque pagar mensualmente un alquiler allí resulta más caro que comprar un piso. El auge de la propiedad en Irlanda y España ha disparado los precios de la vivienda en Dublín (600000 euros) y Madrid (de 480000 euros). Las capitales bálticas de Vilna (455000 euros) y Riga (362400 euros) van por detrás de la española. Ninguna ciudad alemana tiene un precio desorbitado del metro cuadrado: el piso que más cuesta está en Munich y sale por unos 400000 euros.

París y Amsterdam siguen a la capital inglesa. Un apartamento de 120 metros cuadrados en cualquiera de estas ciudades tiene un precio de compra medio de 800.000 euros (6.667 euros por metro cuadrado).

Moscú es la sexta capital más cara de Europa para los compradores de viviendas. Y aunque los apartamentos en Moscú pueden resultar ventajosos en términos de ingresos por alquiler, los inversores deberían ser conscientes de los altos riesgos (las compras se efectúan con dinero efectivo, y las autoridades podrían volverse de repente hostiles).

Dublín se hace un hueco entre las ciudades más caras de Europa en el décimo lugar. Allí un apartamento de 120 metros cuadrados cuesta alrededor de 600000 euros. El Báltico, que hasta hace poco era el destino residencial más caliente para los inversores europeos, es ahora caro. Un apartamento de lujo en el centro de Vilna, capital de Lituania, costará por regla general alrededor de 3792 euros por metro cuadrado (455000 euros para un apartamento de 120 metros cuadrados). Letonia le sigue de cerca con apartamentos de alta calidad en el centro de Riga que cuestan un promedio de 3020 euros por metro cuadrado.

Berlín, de los más barato para comprar casa

En Europa todavía hay capitales muy baratas en Europa. Berlín, que paga 3.167 euros por metro cuadrado, asiste hoy en día a la entrada de dinero extranjero como consecuencia de unos precios relativamente bajos. Pero mucho más baratas son Bratislava de Eslovaquia (1292 euros por metro cuadrado); Varsovia, Polonia (1175 euros por metro cuadrado); Skopje en Macedonia (1125 euros por metro cuadrado) y Kishinev en Moldavia (917 euros por metro cuadrado). Por todo esto, está previsto que la compra extranjera aumente en alguna de estas capitales.

Los riesgos abaratan el alquiler en el Este

Los beneficios por alquiler parecen tener relación con el riesgo. La mayor parte de los ingresos por el alquiler de pisos se queda en los países del Este. Los apartamentos de las cuatro capitales de Europa del Este ganan el 10 % de los beneficios por alquiler de viviendas: Chisinau, capital de Moldavia se lleva el 14.13 %; Varsovia, capital de Polonia, el 13.28 %; Sofía, capital de Bulgaria, el 10.56 %; y Bratislava, en Eslovaquia, el 10.06 %. Riesgos como la alta corrupción o la inestabilidad política de los países del Este pueden ser un factor clave de estos beneficios.

Pero los riesgos no son el único factor que favorece el alquiler. La Guía de la Propiedad Global cree que la llegada reciente de la economía de mercado, los elevados intereses, y la hipoteca relativamente subdesarrollada potencian los beneficios derivados del alquiler. Es el caso de Bratislava, en Eslovaquia, que a pesar de no ser un país de alto riesgo sí presenta unos excelentes ingresos por alquiler.

Europa Occidental paga más impuestos

Europa occidental sufre una desventaja diferente: elevados impuestos Los ingresos por alquiler de viviendas son de un 8,25% en Amsterdam y París; en Munich son del 7,80 % y Bruselas del 7,53 %. La propiedad en la zona principal del centro de Londres conlleva altos beneficios por alquiler, un 7,13%. Esta categoría de pisos de alquiler abarca un pequeño grupo de apartamentos de superlujo en áreas principales como Belgravia, Chelsea, y Knightsbridge.

Los beneficios por el alquiler de viviendas no pueden ir siempre en descenso. En ninguna parte de Europa hay alquileres que sigan la subida continuada de precios de la propiedad. Este es el principal motivo de preocupación. La Guía de Propiedad Global considera una señal de peligro que los ingresos por alquiler sean de alrededor del 4 % o menos. Varias capitales europeas ofrecen ya ingresos por alquiler que rodean ese 4% o caen por debajo. Un ejemplo es Madrid, donde los ingresos por alquiler son de sólo el 3,15 %.