Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gazprom y Bielorrusia llegan a un acuerdo sobre el suministro de gas a Europa

La disputa sobre los contratos que fijarán tarifas hasta 2011 amenazaba con afectar el envió de gas ruso hacia la UE a través de territorio bielorruso, por el que pasa más del 20% del las importaciones europeas

El consorcio ruso Gazprom y el Gobierno de Bielorrusia han alcanzado un acuerdo sobre el suministro de gas que despeja las dudas sobre la fiabilidad del suministros a Europa a través de ese país, por el que pasa poco más del 20% del gas que la empresa rusa exporta a la Unión Europea. El acuerdo se produjo al filo de la medianoche de ayer y establece el régimen de suministro de gas natural a Bielorrusia y de tránsito para las exportaciones rusas de este hidrocarburo a Europa para el período 2007 - 2011.

Gazprom ha informado de que la tarifa para 2007 será de 100 dólares y a partir de 2008 el precio del gas para Bielorrusia será fijará de acuerdo con fórmula que se utiliza para establecer la tarifa para los países europeos, aunque regirá un sistema de descuentos hasta 2010. Para 2008 el descuento será de 33 por ciento, mientras que para 2009 y 2010 será del 20 y del 10 por ciento respectivamente.

Gazprom y el Gobierno de Bielorrusia acordaron asimismo la tarifa del tránsito del gas natural que el consorcio ruso exporta a Europa a través del territorios bielorruso, que quedó fijada en 1,45 dólares por cada mil metros cúbicos y cien kilómetros y se mantendrá inalterable hasta 2011. Además el consorcio ruso se hará con la mitad de las acciones de la red de gasoductos bielorrusa Beltransgaz, paquete que Gazprom valoró en 2.500 millones dólares y que abonará a Bielorrusia en un plazo de cuatro años en tramos iguales.

En 2006, Gazprom suministró a Europa a través de Bielorrusia 44.000 millones de metros cúbicos de gas natural. La falta de acuerdo sobre tarifas y tránsito amenazaba con afectar los envíos de gas ruso por Bielorrusia hacia la Unión Europea, en una repetición de la "guerra del gas" ruso-ucraniana de principios del año pasado, que alteró por cuatro días los suministros a los Estados comunitarios. A Rusia provee la cuarta parte del gas que se consume en la UE, que Gazprom suministra a través de los territorios de Ucrania (casi el 80 por ciento) y de Bielorrusia (algo más del 20%).