Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Reserva Federal estadounidense mantiene sin cambios los tipos de interés

La tasa de interés de referencia en EE UU se mantiene, por tanto, en el 5,25%, como habían previsto analistas e inversores

La Reserva Federal de EEUU ha dejado hoy sin cambios su tasa de interés de referencia en el 5,25%, como había previsto la mayoría de los analistas. El Comité del Mercado Abierto del banco central estadounidense, que determina la política monetaria, ha tomado la misma decisión que en sus últimos tres encuentros, tal y como ha indicado el organismo en un comunicado.

La decisión fue tomada por diez votos a favor y uno en contra, el de Jeffrey M. Lacker, que prefería un incremento de un cuarto de punto porcentual, añade la nota. Los analistas y el consenso del mercado ya descontaban que la Fed mantendría los tipos en el nivel actual debido a las preocupaciones por la ralentización de la economía estadounidense y teniendo en cuenta la evolución de los indicadores macroeconómicos, la preocupación por la inflación y el enfriamiento del mercado de la vivienda.

Los últimos datos sobre la evolución del crecimiento económico estadounidense confirman esta desaceleración, ya que el PIB subió un 2,2% en el tercer trimestre, por debajo del 2,6% del segundo trimestre y muy inferior al fuerte crecimiento registrado en el primer trimestre, del 5,6%.

El equipo de Ben Bernanke destaca en el comunicado que el crecimiento económico se ralentizó en el transcurso del año, reflejando un "enfriamiento sustancial del mercado de la vivienda". La Fed advierte que aunque los datos macro recientes hayan evolucionado de manera mixta, la economía evolucionará de manera equilibrada en los siguientes trimestres.

Persisten los riesgos inflacionistas

La Fed ha reiterado su alerta sobre la persistencia de "algunos riesgos inflacionistas" y ha subrayado que las últimas lecturas sobre la inflación subyacente "fueron elevadas", aunque las presiones inflacionistas tienden a "moderarse", reflejando "el descenso de los precios de la energía y los efectos acumulativos de las decisiones en materia de polítia monetaria".

De hecho, los últimos datos muestran que la inflación comienza a contenerse, y se situó en un 1,3% en tasa interanual en el mes de octubre, lo que podría dar margen a la Fed para posibles bajadas de tipos en el futuro. Se trata de la segunda caída mensual consecutiva del indicador, que se recortó un 0,5% en el pasado septiembre, mes en el que alcanzó un 2,1% en tasa interanual.

Este retroceso de la inflación obedece principalmente al descenso de los precios de la energía, que bajaron un 7% gracias a la escalada bajista de los precios del petróleo.

Descenso del precio del crudo

La bajada de los precios del crudo ha influido favorablemente en la evolución de los indicadores macroeconómicos estadounidenses. De hecho, el Departamento de Comercio hizo públicos hoy los últimos datos sobre el déficit comercial estadounidense, que se redujo en octubre un 8,4% frente a septiembre, hasta los 58.900 millones de dólares (44.507 millones de euros) lo que supone su menor nivel desde agosto de 2005.

Esta reducción en el déficit refleja este fuerte retroceso de los precios del petróleo, ya que redujo considerablemente la factura energética estadounidense en el extranjero. Concretamente, EE UU gastó 21.800 millones de dólares (16.488 millones de euros) en petróleo extranjero durante el mes de octubre, un 17,1% menos que en septiembre.