Sanofi ofrece 54.500 millones por Aventis

El grupo francés formalizó hoy su propuesta de fusión amistosa para crear el líder europeo de la farmacia

El grupo francés Sanofi-Synthélabo formalizó hoy su propuesta de fusión amistosa sobre Aventis para crear el tercer grupo mundial y líder europeo de la farmacia, con una oferta que valora la compañía franco-alemana en unos 54.500 millones de euros. Pagará 68,93 euros por acción, un 14% más que en su oferta inicial anunciada a finales de enero pasado, y rechazada entonces como hostil.

Más información

El acuerdo se ha logrado después de las insistentes presiones del Gobierno francés, que intervino para evitar que Aventis pasara bajo el control de un grupo extranjero, en concreto el suizo Novartis, que había manifestado su interés. De acuerdo con la propuesta de Sanofi que dará lugar al grupo Sanofi-Aventis, los accionistas de la franco-alemana podrán escoger entre tres opciones. La principal es mixta y comprende cinco acciones de Sanofi y 120 euros en efectivo por cada seis títulos Aventis. Las otras prevén 1,1739 acciones Sanofi por cada una de Aventis ó 68,93 euros por cada título de esta última.

El proyecto de fusión, que cuenta con el apoyo unánime de la dirección de Sanofi, el de sus dos principales accionistas -la petrolera Total y el grupo de cosméticos L'Oréal- y el visto bueno del consejo de vigilancia de Aventis, se consumará a condición de que se aporten acciones que representen más del 50% del capital y de los derechos de voto de la compañía franco-alemana. Los accionistas de Sanofi tendrán oportunidad de confirmar la operación durante una asamblea extraordinaria convocada para el próximo 24 de mayo.

Sanofi destacó en un comunicado que su nueva oferta ofrece "una prima muy atractiva a los accionistas de Aventis" y que generará "inmediatamente" beneficios para sus propios accionistas. También indicó que en el equipo directivo del futuro grupo fusionado, que estará presidido por su actual número uno, Jean-Francois Dehecq, habrá el mismo número de miembros procedentes de cada empresa, y se respetará la cultura de cada empresa.

El grupo tendrá "una fuerte presencia en Francia y en Alemania", indicó Sanofi.

Una forma de tratar de atenuar las suspicacias que ha generado la operación en Alemania por el intervencionismo del Ejecutivo francés para evitar que Novartis pudiera hacerse con el control de Aventis y romper el proyecto de poner en pie un gigante francés. El primer ministro galo, Jean-Pierre Raffarin, se apresuró anoche -antes incluso del anuncio oficial de la operación por parte de las empresas- a felicitarse por el acuerdo porque "una fusión entre Aventis y Sanofi permite preservar los centros de decisión y los empleos en Francia y en Europa y corresponde así a un interés estratégico".

Lo más visto en...

Top 50