Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Recortes en Madrid y retrasos en Andalucía

Los institutos madrileños han recibido en diciembre y con tres meses de retraso la partida de mantenimiento que esperaban desde el inicio de este curso. Los centros de secundaria de la región cobran en dos plazos anuales el dinero necesario para los gastos de luz, agua, teléfono, calefacción o material didáctico. El 70% se recibe en abril y el 30% restante, normalmente en septiembre. Son 40,8 millones para gastos de funcionamiento de los 340 institutos madrileños que, en este segundo pago, ha sufrido una reducción de cerca de un millón de euros. Las primeras estimaciones de los centros, que denuncian que ni siquiera les han avisado del recorte, ascienden a 1,2 millones de euros. La Consejería de Educación lo rebaja 937.000 euros y asegura que se debe a "cuestiones técnicas de gestión de la tesorería" de la Comunidad de Madrid que compensarán a principios de 2012, cuando esperan, además, incrementar la partida en un 12,97% y hasta en un 19,37% en los centros de Formación Profesional. Los 800 colegios de infantil, primaria y educación especial de Madrid aún no han recibido la partida correspondiente al 30% de los gastos de mantenimiento que, según la consejería, cobrarán a final de año. Y aseguran que aumentará un 20,16% en 2012.

La situación se repite en otras regiones. La Comunidad Valenciana denunció retrasos ya en septiembre. Y en Andalucía, la Asociación de Directores de Institutos de Educación Secundaria (Adián) aseguró la semana pasada que la Junta no les ha ingresado "ninguna partida presupuestaria" para gastos corrientes este curso.

El presidente de Adián, José Cercós, explicó a la agencia Europa Press que el "enorme retraso" provoca "problemas a nivel presupuestario en los centros" que no pueden hacer sus cuentas hasta no conocer qué ingresos tienen de la Junta de Andalucía. Proveedores y empresas "se tienen que andar fiando de ti, sabiendo que van a tardar meses en cobrar", señala José Cercos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de diciembre de 2011