Reportaje:

Dulce pleno empleo

La producción de turrón en Xixona garantiza el trabajo a los vecinos de esta pequeña localidad al menos la mitad del año

Bienvenida Morreris lleva 34 años al servicio de la firma comercial Almendra y Miel, conocida más popularmente como Turrones El Lobo 1880, una de las empresas más emblemáticas y veteranas del sector. Hay que remontarse hasta 1725 para situar el origen de esta legendaria mercantil nacida en Xixona, localidad de la comarca de L'Alacantí de 7.400 habitantes considerada la factoría mundial del turrón.

En un contexto de mercado a la baja por la caída del consumo en todos los ámbitos, esta trabajadora, de 52 años y al frente de la tienda de la firma, asegura que no tiene motivos para estar preocupada. "El turrón es un alimento clásico, no puede faltar nunca en Navidad". Mientras habla, otra de sus compañeras actúa de cicerone en el museo del turrón, ubicado dentro de las instalaciones de la fábrica. Lorena Bellido tiene 24 años y lleva cuatro como asalariada de la firma. Joven y con formación, de momento ignora lo que es estar en el paro. "Soy una afortunada por partida doble. Trabajo en algo que ha estado presente a lo largo de toda mi vida pero, además, en tareas para las que me he formado".

"Soy una afortunada", dice una veterana del sector
En la campaña de 2010 trabajaron más de 1.700 personas

Más información

Bienvenida y Lorena son trabajadoras con perfiles opuestos pero con un presente común: tienen empleo y perspectivas de conservarlo. El turrón que en su día situó a esta pequeña localidad alicantina en el mapa internacional del comercio es hoy el salvoconducto de su población para sobrevivir a la mayor depresión económica en mucho tiempo.

En su término municipal se radican 21 de las empresas más afamadas del sector. Gran parte de los vecinos están involucrados, de manera directa o indirecta, en su producción, pese a ser una industria fuertemente marcada por la estacionalidad.

La campaña en el caso de las firmas más internacionales empieza durante los meses de verano y acaba en diciembre. Según datos del Consejo Regulador de Jijona y Turrón de Alicante, el pasado año un total de 1.700 personas participaron en la campaña -esta cifra solo incluye a los operarios adscritos a las 21 empresas con turrón protegido por la denominación-. No obstante, el número de empresas turroneras presentes en el municipio es mayor. Se trata de contratos fijos discontinuos, pero al menos es un empleo asegurado la mitad del año.

El consumo de turrón es prácticamente estable, señala Andrés Cortijos, director de la fábrica Turrones El Lobo 1880. El 80% de su producción va dirigido al mercado nacional; el resto se destina al exterior, un mercado en crecimiento constante.

El dulce navideño por excelencia es también el mejor antídoto contra la epidemia del desempleo. Al menos en Xixona.

Dos trabajadores en una fábrica de turrón de Xixona.
Dos trabajadores en una fábrica de turrón de Xixona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 12 de diciembre de 2011.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50