Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:escenarios

Combatir la crisis de tú a tú

Empezó como una solución para trabajar a bajo coste y al margen de la industria. Pero los montajes en casas se han revelado como una experiencia de lo más enriquecedera. Se multiplican las ofertas de teatro de cercanía

Cada función se hace en un piso diferente cada vez. Las convocatorias, llegadas por correo electrónico, dicen: "El amor eterno. Teatro íntimo en una casa particular de Alcobendas, el sábado 12, a las 20.30", pero sin precisar dónde. O bien: "La pintora mexicana Frida Kahlo te invita a la fiesta del día de los muertos, en una casa de La Latina, el domingo 13", sin mencionar la dirección. Si respondes, la recibirás en un mensaje. El teatro en casas particulares es una alternativa que le da la vuelta a la relación entre actores y público, proporciona una experiencia intensa y se salta olímpicamente al empresario de paredes: "Con este tipo de teatro, malvivimos de lujo", dice Marc Escrig, director de Kahlo.Viva la vida: "Es un modo de seguir haciendo lo que nos apasiona en tiempos de crisis".

Para el espectador, no es igual entrar en un teatro que en la intimidad del hogar de un desconocido. Esperanza Pardo presta su piso, en Marqués de Zafra, a la joven actriz mexicana Carmen García para que interprete a Frida Kahlo. Ante el portal hay 17 personas esperando, propietaria incluida, cuando una voz anuncia por el telefonillo que podemos subir. Kahlo. Viva la vida, del mexicano Humberto Robles, es teatro de texto hábilmente adaptado: aunque en el salón se mantenga la división entre escena y auditorio, cuando entramos en el estudio y en la habitación de la protagonista, apretujados, se produce un de tú a tú brutal entre actriz y público.

Santi Senso es el dinamizador de esta corriente escénica hogareña: "Siempre ensayé en casa o en las de los amigos, y les impliqué: 'Quiero probar esta idea, haz esto conmigo', les decía. Y un día me di cuenta de que esa intimidad no se podía trasplantar a los teatros", explica.

En Orgíame (hoy en La Casa Franca, piso de una exprostituta) y en El amor eterno, "propuesta donde los invitados tienen que rebuscar en cajones y armarios el secreto del amor inextinguible", Santi crea una ficción a partir de la verdad del instante.

¿Y quiénes ponen sus casas tan generosamente? "Espectadores que salen encantados, o gente que oyó hablar de nuestro trabajo", prosigue el actor. "Recibo correos con proposiciones desde Italia, Francia, Portugal, Chile, Nicaragua...". Otro planteamiento, el de Raúl Marcos, que monta sus creaciones en su propia casa estudio de la calle del Amor Hermoso.

Orgíame. La Casa Franca. Valverde 21, 1º interior. 11 de noviembre. 21.00. 12 euros. Reservas: simboliateatro@gmail.com. El amor eterno. En Alcobendas. 12 de noviembre. 20.30. 10 euros. Reservas: simboliateatro@gmail.com. Kahlo. Viva la vida. En La Latina. 13 de noviembre. 19.00. 12 euros. Reservas: 626 231 823 y kalyteatro@gmail.com.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de noviembre de 2011