Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:EL BARÇA Y EL ÉXITO DE LA DEFENSA

La hoja de ruta del éxito

Los cinco equipos del Barcelona que compiten en las Ligas profesionales tienen dos llamativos denominadores comunes: son los que menos goles o canastas encajan y cuentan con técnicos con larga trayectoria e identificación con el club

El FC Barcelona ha llegado al selecto grupo de las marcas globales del mundo a partir de los éxitos del equipo de fútbol en las últimas temporadas y por la presencia de un conjunto de extraordinarios jugadores que deslumbran por su juego. Otra de las características que marcan la idiosincrasia del Barça es su carácter polideportivo. Es prácticamente un caso único en el mundo que un mismo club compita en diferentes especialidades deportivas a un altísimo nivel en cada una de ellas.

Los aficionados tienen en su imaginario las figuras de las grandes estrellas de sus equipos como Messi, Xavi, Iniesta, Cesc Fàbregas... en el fútbol, más los Navarro, Nagy, Sergio Lozano o Beto Borregán de las diferentes secciones. Probablemente la imagen que se tenga de ellos estará relacionada con goles, combinaciones espectaculares en ataque o su brillantez técnica. Lo que seguramente habrá pasado desapercibido es que su éxito se basa tanto en el ataque como, fundamentalmente, en la defensa. Los equipos profesionales del FC Barcelona de fútbol, baloncesto, balonmano, fútbol sala y hockey patines son los menos goleados en sus respectivas competiciones nacionales. La única variable común a todos ellos es que tienen las mejores defensas.

Los equipos de fútbol, baloncesto, balonmano, fútbol sala y hockey patines son los menos goleados esta temporada y la pasada

Veamos los datos. En fútbol, el Barcelona ha encajado seis goles en la Liga, una media de 0,55 por partido, lo que significa un 17% menos de goles que el segundo equipo menos goleado, el Real Madrid (siete; 0,64 de media). En baloncesto, el Barça Regal ha recibido una media de 64 puntos por partido, un 5% menos que el segundo, el Assignia Manresa (67). En balonmano, el equipo que dirige Xavi Pascual ha recibido una media de 24 goles, un 6% menos que los 25,5 del Valladolid. Lo mismo sucede tanto en fútbol sala, con 1,7 goles encajados de media por los dos del Caja Segovia, como en la OK Liga, con un 25% de goles menos que el segundo, el Noia (2 y 2,5 respectivamente).

Este ideario del club de buscar el éxito a partir de la solidez de sus retaguardias parece emanar de las características de sus entrenadores, todos ellos procedentes o con gran trayectoria en el club. Da la sensación de que Pep Guardiola, los Xavi Pascual (curiosidad que los entrenadores de baloncesto y balonmano se llamen igual), Marc Carmona y Gaby Cairo comulguen con la idea de que lo más estable en los deportes de equipo es el trabajo defensivo y las porterías, especialmente en los momentos de crisis en la competición. La defensa es el bono alemán en la economía financiera.

La defensa solo exige una cierta calidad de los jugadores, recurso que sobra en las plantillas del Barça, una gran concentración y un espíritu de lucha y voluntad para no dar nunca un espacio fácil al equipo contrario en las zonas de finalización, variables estas impuestas por los entrenadores. En la defensa también hay espectáculo, sobre todo cuando los grandes se implican en esta tarea común.

Un caso especial es el del fútbol. El Barça revoluciona la teoría clásica de los deportes de equipo al defenderse mientras tiene la posesión del balón. El eslogan de Cruyff de que si se mantiene la posesión del balón no se encajan goles se ha convertido en una ley en las temporadas de Guardiola. Atención, esta máxima no es una ley universal, pero es cierta en el caso del FC Barcelona. Hay muchos equipos de fútbol que tienen mejores correlaciones en goles y remates cuando tienen menos posesión del balón, porque sacan su mejor rendimiento al contraataque.

¿Se trata de una curiosidad estadística de principio de temporada? Parece que no, porque el Barça fue también el equipo con mejores defensas en la temporada 2010-11 en todos los equipos profesionales. Los goles son siempre muy caros..., pero contra el Barça, mucho más.

Jordi Álvaro es profesor de la Universidad Europea de Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de noviembre de 2011