La Junta reactiva las obras en superficie del metro de Granada

La Junta de Andalucía dio ayere cuenta al Ayuntamiento de Granada de la reactivación de las obras del metro, paralizadas desde el pasado verano por los impagos de la Administración autonómica a las constructoras. Se comprometió también a priorizar las obras en superficie (83% del trazado) para recuperar la normalidad en las calles afectadas, que es la principal reclamación de comerciantes, vecinos y Ayuntamiento, que no está dispuesto a permitir que se inicien obras en otros tramos hasta que no se terminen las actuales.

El viceconsejero de Obras Públicas, José Salgueiro, garantizó la viabilidad del proyecto al contar con la financiación y aseguró que a partir de enero o febrero del próximo año los trabajos recuperarán el ritmo normal. Se certificará una media de ocho millones de euros al mes y habrá unos 750 empleados, en lugar de los 130 que hay actualmente. No obstante, pidió "disculpas" hasta en tres ocasiones a los afectados con los que se comprometió a terminar cuanto antes los trabajos en superficie. La parte subterránea, un 17% de los 15,9 kilómetros que tiene el trazado que unirá Albolote, Maracena, Granada y Armilla, se pospone así al siguiente año.

La reunión no dejó satisfecho al Ayuntamiento, que "desconfía" de la viabilidad del final de las obras. La concejal de Urbanismo, Isabel Nieto, consideró "relativo" el compromiso adquirido por la Junta para terminar las obras en superficie, ya que entiende que no hay garantías sobre la financiación hasta que no esté formalizado completamente el crédito del Banco Europeo de Inversiones (260 millones).

Los problemas económicos han supuesto un duro revés para la infraestructura, cuyo presupuesto total asciende a 502 millones de euros. Se comenzó a construir en 2007 y no estará finalizada, en el mejor de los casos, hasta 2013. La asfixia económica de las empresas ha provocado un bajón en el ritmo de trabajo cuyas consecuencias sufren los contratistas y los negocios de las calles afectadas, entre ellas una de las principales arterias de la capital. En este mes se ha hecho el primer pago de las certificaciones de 2011 a las empresas con 30 millones de euros que proceden de una ampliación de capital.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS