Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solo siete mujeres entre 44 cabezas de lista

De los tres principales partidos nacionales, IU va camino de ser el que menos mujeres presente como cabezas de lista a las elecciones del 20-N: la asamblea de convocatoria social ratificó ayer 44 candidaturas al Congreso y solo siete van encabezadas por mujeres (las de Castellón, Gipuzkoa, Bizkaia, Ourense, A Coruña, Huelva y León, ninguna aparentemente con posibilidades de sacar escaño). Faltan aún ocho listas por cerrar, pero por ahora el porcentaje femenino no llega ni al 16%. El PSOE lleva a 19 mujeres al frente de listas (36%); el PP, a 15 (30%).

Las candidaturas de IU son paritarias y cremallera, pero en una formación que hoy tiene dos diputados (uno de ellos, compartido con ICV) y en la que -penalizada por la Ley Electoral, que le tira miles de votos a la basura- cada escaño que se arranca ya es una conquista, que los números dos de las listas sean mujeres no supone gran cosa. Lo importante es quién va de número uno.

Las mujeres -militantes y cuadros medios- de IU le sacaron ayer los colores a la dirección cuando vieron sobre el papel, minutos antes de que se votasen, en qué habían quedado las candidaturas. Cada federación había mandado las suyas, pero solo ayer se vio el conjunto: y entonces quedó claro el desequilibrio entre hombres y mujeres. Indignadas, se alinearon frente al escenario, en la sede de CC OO en Madrid, y denunciaron el "funcionamiento patriarcal" de IU, su "incoherencia".

"La organización ha incumplido sistemáticamente su compromiso de garantizar la igualdad. No ha habido voluntad política de superar la brecha. Es un momento triste para el feminismo y para las mujeres de IU pero, sobre todo, para IU", afirmó Charo Luque, responsable de Mujeres de la formación. "Es un ataque contra nosotras y contra los principios de esta organización. La dirección es la responsable: soluciónenlo".

El secretario de Organización, Miguel Reneses, se comprometió "solemnemente" a solucionarlo, pero ya no será para estas elecciones (las listas se ratificaron por 464 votos a favor, seis en contra y 20 abstenciones). Reneses acusó de ese "déficit democrático" a las federaciones: si todas ponen a hombres de cabezas de lista, dijo, luego es imposible equilibrarlo.

También Cayo Lara, el coordinador, afirmó: "Asumo la autocrítica". Luego dio su solución: si los ciudadanos votan más a IU y salen dos diputados por provincia, el desequilibrio estará corregido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de octubre de 2011