Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Propuesta para suprimir las preferencias en el transporte de universitarios

El Tribunal Vasco de Defensa de la Competencia (TVDC) se ha posicionado en favor de la total supresión del principio de preferencia y aconseja al departamento de Transportes de la Diputación foral de Bizkaia que, en el otorgamiento de las autorizaciones solicitadas para la prestación de este servicio a los estudiantes universitarios que se desplazan diariamente desde Vitoria a Bilbao y a Leioa, se actúe "con transparencia" y se establezcan criterios que faciliten el buen funcionamiento de este mercado.

El TVDC se ha pronunciado de esta forma después de que inspectores del departamento de Transportes de la Diputación vizcaína paralizaran el pasado mes de junio dos autobuses de la Asociación Universitaria Altube que cubrían el trayecto entre los campus de Bilbao y Vitoria. Con la ayuda de la Ertzaintza, los trabajadores forales obligaron a bajarse a los universitarios que se encontraban en los vehículos de la agrupación, que llevaba 25 años desplazando estudiantes entre ambas capitales, y les invitaron a subirse a dos autocares de la compañía La Unión, para dirigirse a la ciudad alavesa, ya que, según la institución foral, la decisión de suspender este servicio se debía a que Altube compite con una empresa que tiene la concesión para cubrir la línea regular.

La Asociación de estudiantes universitarios Altube presentó ante el TVDC un escrito a través del cual se ponía de manifiesto la existencia de un conflicto surgido en el transporte de estudiantes de la Asociación, como consecuencia de actuaciones administrativas llevadas a efecto por Bizkaia, que, a juicio de la Asociación, "no se ajustan a Derecho y provocan disfunciones en el normal funcionamiento de este transporte, afectando a la libre competencia en el sector".

Las irregularidades

Las prácticas denunciadas se refieren a dos tipos de irregularidades. Por un lado, se denuncia la aplicación del principio de preferencia en la contratación de estos servicios a favor de la empresa concesionaria de la línea regular de uso general (autobuses La Unión) y, por otro, se acusa a la administración foral de establecer "criterios abusivos" en la concesión de las autorizaciones administrativas que resultan indispensables para poder prestar servicios de transporte regular de carácter especial para estudiantes universitarios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de septiembre de 2011