Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urkullu cree que la legislatura autonómica "no se completará"

Ve en PSOE y PP intentos de buscar otro modelo de Estado

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, no cree que la legislatura autonómica vasca "se vaya a completar", y deja la solución en manos de "la escenificación permanente de crisis y reconciliación" en el "matrimonio de conveniencia" entre PSE y PP para "castigar" a la formación jeltzale. En una entrevista a la Cadena Ser, Urkullu, muy crítico con el comportamiento de Rodríguez Zapatero en su rápido acuerdo con el PP para la reforma urgente de la Constitución, comparó la "convivencia" entre socialistas y populares vascos con la imagen de "ciertos personajes de las llamadas revistas del corazón que tienen que estar permanentemente vendiendo su crisis y su reconciliación para que se hable de ellos y seguir en el candelero".

Considera las relaciones PSE-PP de "matrimonio de conveniencia"

"Esta vez no vamos a hacer la campaña electoral a Bildu" como en las locales

En este contexto enmarcó el presidente de los nacionalistas vascos "lo que sucede aquí entre el PSE y el PP. Después de dos años de legislatura autonómica, a cuántas crisis hemos vivido del Gobierno vasco, del apoyo del PP al PSE y cuántas reconciliaciones o cuántas ratificaciones de la vigencia de este pacto?", se preguntó de manera crítica durante la entrevista.

Para Urkullu, se trata sencillamente de "la imagen de un Gobierno débil, de una fórmula de conveniencia". El presidente del EBB tiene muy claro que la política de los populares en Euskadi es "castigar al PNV y alimentar, por otra parte, a la izquierda abertzale".

En referencia a la política de Estado, Urkullu, cree que detrás de la reforma constitucional pactada por PSOE y PP se esconde el propósito de "buscar otro modelo de Estado sin contar con los partidos nacionalistas y sin contar con otras formaciones". En su intervención, reconoció estar "decepcionado" porque "durante mucho tiempo" su formación ha planteado la necesidad de un diálogo compartido entre todas las formaciones políticas para analizar la "gravedad" de la situación y ver la posibilidad de fórmulas compartidas

Como era previsible, Urkullu eludió cualquier apuesta sobre la elección del candidato del PNV a lehendakari, cuyo tiempo "ya llegará", y se refugió en el actual proceso de asamblea para la elección del próximo mandatario del EBB, así como de la configuración de las listas para las elecciones del 20-N.

Precisamente ante estos comicios, adelantó que "no haremos la campaña" a Bildu "como ocurrió en las municipales y forales". Urkullu cree que la propuesta de alianza de la coalición independentista fue un "planteamiento forzado" que, a su juicio, "deriva de postulados de la izquierda abertzale". Y aprovechó para lanzar un mensaje a EA y Alternatiba al emplazarles a "decir si los postulados los han hecho suyos o si ellos ya se han convertido en izquierda abertzale".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de septiembre de 2011