Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arenas matiza que crear 3,5 millones de puestos de trabajo es "un deseo"

El PP reitera que no incluirá en el programa el objetivo que comentó Pons

La aspiración del vicesecretario de Comunicación y portavoz del PP, Esteban González Pons, de crear 3,5 millones de empleos si los populares ganan las elecciones generales del 20 de noviembre es, según confirmó su partido, "un deseo", que "no se plasmará" en el programa electoral. "Los Gobiernos no son los que crean empleo, lo hacen las empresas y los emprendedores", aseguró ayer el vicesecretario popular de Política Regional y Local y número 3 real del PP, Javier Arenas.

El PP retomó ayer la estrategia seguida hasta ahora de no comprometerse con las cifras del empleo, y algunos de sus dirigentes, sorprendidos por las palabras de Pons, se lanzaron a matizarlas. Arenas precisó que lo que sí está en manos de los Gobiernos es adoptar políticas que favorezcan la confianza para que haya consumo e inversión, mientras que el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, aseguró que sus compromisos en materia de empleo serán únicamente los que el PP incluya en su programa.

Basagoiti: "Hay que pensar más con los pies en el suelo e ir poquito a poco"

Sin embargo, Pons levantó algunas espinas. El líder de los populares vascos, Antonio Basagoiti, fue más lejos en las críticas y dijo, en alusión al dirigente popular, que "hay que pensar más con los pies en el suelo e ir porquito a poco". "Hay que decirles a los ciudadanos que la situación es complicada y ojalá que lleguemos a un buen número de ciudadanos empleados", añadió.

El propio Pons se ocupó ayer en todas sus intervenciones de dejar claro que su "aspiración" no era un compromiso electoral. "El PP ni garantiza ni promete la creación de 3,5 millones de puestos de trabajo", afirmó en una entrevista en la cadena Cope.

Pero continuó sin aclarar el origen de sus cálculos, que, según especuló el miércoles, procederían de la aparición de un millón de emprendedores, que a su vez reactivarían el mercado laboral. Solo apeló a motivos históricos. Según recordó ayer, durante las dos legislaturas de José María Aznar, entre 1996 y 2004, se crearon cinco millones de puestos de trabajo. "Si lo hicimos en 1996, ¿por qué no lo íbamos a hacer ahora?", se limitó a explicar. En cualquier caso, no escogió los 3,5 millones al azar. "Son los puestos de trabajo que se han perdido durante la legislatura de Zapatero y Rubalcaba", subrayó.

Y fue de nuevo el candidato socialista, que en el programa 59 segundos afirmó que no iba a comprometerse con lo que no podía cumplir, el objetivo central de los ataques de Pons: "No es presentable que un partido llegue a estas elecciones diciendo: yo no puedo o yo no sé crear empleo. Lo que verdaderamente me llama la atención es que Rubalcaba no diga lo mismo que nosotros. Él, como vicepresidente del Gobierno, ha provocado la destrucción de empleo".

También las juventudes populares atacaron ayer al candidato del PSOE y se mofaron de su primer vídeo de campaña con un corto en el que le hacen responsable del paro, del recorte de las pensiones, de la subida de impuestos y de querer desvincularse del Ejecutivo del que procede.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de septiembre de 2011