El agravamiento de la crisis

Alemania y Bruselas avisan a Grecia de que sin ajuste no habrá más ayuda

Las medidas de austeridad hunden la economía helena un 7,3%

Grecia ha entrado en un peligroso círculo vicioso. Las medidas de austeridad agravan la recesión y en consecuencia deterioran el déficit, lo que a su vez se interpreta como un incumplimiento de las condiciones para recibir las ayudas prometidas. Y sin el auxilio ofrecido es muy difícil la recuperación. Aunque pueda parecer imposible, la situación de la economía griega no cesa de empeorar. Las autoridades griegas recibieron ayer nuevas amenazas de Alemania y de Bruselas para que cumpla a rajatabla el plan de austeridad como condición inexcusable para recibir las vitales ayudas prometidas. El ministro de Economía alemán, Wolfgang Schäuble, señaló que tanto el sexto tramo de ayuda del primer rescate como el segundo rescate podrían suspenderse si el Gobierno griego no cumple con el ajuste. Al mismo tiempo aparecieron nuevos datos de que el país sigue hundiéndose en la recesión.

Schäuble considera "muy prematuro" concretar el nuevo rescate de Atenas
La Comisión dice que las condiciones han de cumplirse de forma estricta

Más información

Grecia está pendiente de recibir el sexto tramo del primer plan de ayuda de la UE y el FMI de 8.000 millones, que en principio estaba previsto para septiembre. La entrega está pendiente del informe favorable de la misión de la troika (FMI, Comisión y BCE), que suspendió sus trabajos la semana pasada tras constatar el retraso de las reformas prometidas, sobre todo las referidas a las privatizaciones, y al desvío del déficit público, que será del 8,7%, frente al 7,6% previsto. Tras las últimas negociaciones con las autoridades griegas, la misión volverá a Atenas el próximo 14 de septiembre.

Schäuble aseguró en el Bundestag que "Alemania será solidaria con Grecia", pero consideró "muy prematuro" concretar el segundo rescate de Grecia (de unos 109.000 millones de ayudas públicas y 50.000 millones del sector privado) hasta que el país no haya cumplido íntegramente las condiciones del primer rescate de 110.000 millones acordado en mayo de 2010 y del que ya ha recibido 65.000.

La Comisión Europea remachó ayer el clavo de estas exigencias. El portavoz del Ejecutivo comunitario precisó que "está claro que la asistencia financiera siempre ha estado sujeta a fuertes condiciones". Y añadió que "no es posible proporcionar la ayuda si las condiciones no se cumplen de forma estricta".

El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, ha expresado de todas formas su confianza en que la troika podrá finalizar su trabajo las próximas semanas para que Atenas pueda recibir los fondos de sexto tramo "antes de mediados de octubre".

Las discusiones sobre los planes de rescate se vieron ensombrecidas por los malos datos sobre el crecimiento. La agencia de estadísticas de Grecia anunció que la economía sufrió una contracción del 7,3% en tasa interanual durante el segundo trimestre, después de una caída del 8,1% durante los primeros tres meses del año.

Se trata de un serio desvío respecto de las últimas previsiones de la Comisión Europea, que pronosticaban una caída menos intensa del 3,2% y 1,4%, durante el primer y segundo trimestre del año, respectivamente. Las proyecciones de los analistas son que la economía griega se contraerá este año un 5,5%, frente el 3,5% previsto, y que en 2012 seguirá en recesión por cuarto año consecutivo. El deterioro fue especialmente agudo en el sector de la construcción, con una caída del 47% entre enero y mayo. El desempleo se redujo ligeramente en junio hasta el 16%, seis décimas menos que el mes anterior, pero muy por encima del 11,6% de hace un año. En el caso del paro juvenil, alcanza al 43% de los jóvenes entre 15 y 24 años, casi el doble de hace tres años.

Con un nivel de deuda próximo al 160% del PIB, existen muchas dudas sobre la capacidad de Grecia para reconducir la situación. Dominique de Villepin, presidente de República Solidaria, en relación a los acuerdos del pasado 21 de julio señaló que "las condiciones no serán cumplidas por Grecia porque jamás podrá devolver la deuda". En su opinión, "se cometen los mismos errores; es como labrar en el mar".

Schäuble con Merkel al fondo, ayer en el Bundestag.
Schäuble con Merkel al fondo, ayer en el Bundestag.T. PETER (REUTERS)

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 09 de septiembre de 2011.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50