Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maria del Mar Bonet vuelve al Lliure dando un nuevo barniz a sus clásicos

La cantante cuestiona el papel de las Administraciones con la creación cultural

En 1988 la reconocida cantautora mallorquina Maria del Mar Bonet y el pianista Manel Camp ofrecieron una serie de conciertos en el Teatre Lliure de Gràcia. Más de dos décadas después ambos regresarán entre el 27 de septiembre y el 2 de octubre al mismo espacio para presentar su nuevo trabajo, el doble álbum Blaus de l'ànima (Picap), que contiene algunas canciones inéditas. Bonet recordó ayer emocionada todo lo que significó para el dueto actuar en el Lliure de Gràcia, algo poco habitual, y tuvo palabras especiales de recuerdo para el desaparecido director y alma del Teatre Lliure, Fabià Puigserver.

Bonet insistió en mostrar su satisfacción por poder volver a una sala "única", y en la que, a pesar de la remodelación finalizada el año pasado, dice encontrar "aquel latido antiguo de libertad". Para Camp la "pasión de entonces sigue viva".

Entre las canciones inéditas destaca 'La Barbera' i 'Cançó del bes sense port'

El nuevo trabajo de Bonet recupera, con un barniz sabio, grandes éxitos como Què volen aquesta gent?, Jim y L'Àguila Negra, y otras cuatro piezas instrumentales, para conmemorar los recitales de 1988 que culminaron con el celebrado Ben a prop. La parte inédita del repertorio incluye La Barbera, con letra de Maria Aurèlia Capmany. Cançó del bes sense port, de la poeta Maria Mercè Marçal, que Miguel Poveda había grabado anteriormente, y No sé tu com ho sents, de Miquel Àngel Riera y música de Damià Tomàs.

Hay que tener en cuenta que se trata de un trabajo en el que solo hay voz y piano. Según Camp, en los sonidos existe conexión "con Gershwin", y con Joan Manuel Serrat, Billie Holiday e incluso con Toti Soler. La gira empezará antes que el ciclo en el Lliure, y será en la sala Clamores de Madrid, los días 22 y 23 de septiembre; después Blaus de l'Ànima estará en varias ciudades catalanas, en pequeños espacios de Hospitalet de Llobregat, Manresa, El Prat de Llobregat, Vilafranca del Penedès y Vic.

A la pregunta de si consideraba que el "latido de libertad" del Lliure era hoy más necesario, Maria del Mar Bonet, asegura que ahora en Cataluña hay propuestas culturales fuertes. Lamentó que se ha pasado "del esfuerzo como una manera de hacer a que haya siempre una Administración por el medio y eso ha comprometido la cultura abierta".

Para Bonet, "quizá este peso de las Administraciones resta un poco de iniciativa a las propuestas culturales". Es más, la artista mallorquina apuntó: "Quizá se ha perdido espontaneidad". Es más, Bonet ha reivindicado canciones como Què volen aquesta gent?, porque "muchas cosas han quedado todavía años después" y abundó en que "se deberían estudiar caso por caso porque recordar algo así siempre tiene sentido".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de septiembre de 2011