Gente

Se venden hogares con mito

Las mansiones en las que vivieron Katharine Hepburn, Elisabeth Taylor o Harrison Ford buscan nuevo dueño

Los hay que visitan las casas de los famosos desde fuera o quienes son arrestados traspasando las moradas de las estrellas. Pero hay quien tiene dinero y, simplemente, se compra una de ellas. La última joya del mercado es la mítica casa que tenía Katharine Hepburn en Long Island. Y, por 12,6 millones de euros, puede ser suya. Una mansión que desde 1913 perteneció a la familia Hepburn, donde la actriz solía pasar largas temporadas retirada, donde vivió su gran amor con Spencer Tracey y donde, en 2003, falleció. La casa tiene 15 habitaciones y siete cuartos de baños completos, y -si se queda pequeña- siempre se puede comprar toda la finca, con muelle y a pie de playa, por 19,6 millones de euros.

Si lo que se busca es algo más céntrico, interesa el pisito de Harrison Ford en pleno Manhattan. Este penthouse se vende por 11,2 millones de euros. Tiene 11 dormitorios, además de ascensor privado, y un patio íntimo con buenas vistas. Si se prefiere la otra costa, también está a la venta -por seis millones de euros- la residencia de Elizabeth Taylor. La vista desde el lujoso barrio de Bel Air es maravillosa, lo mismo que la piscina de mosaico. La dama de los ojos violetas estaba orgullosa de ese jardín, donde se alterna una jungla de bambú con un invernadero de orquídeas o sus rosales preferidos.

El artista y empresario Sean Diddy Comb también ha puesto en venta su mansión de Nueva Jersey por 9,5 millones de euros. Lo mismo que ha hecho Billy Joel con su casa de la playa en Long Island (ahora de rebajas por 11 millones de euros de los 15,75 millones de euros que pedía inicialmente). Claro que si se quiere algo más vistoso y barato, es mejor apostar por películas que por estrella: la casa donde se rodó El gran Lebowski, en las inmediaciones de Venice Beach, en California, también ha colgado el carte de "se vende". Por 1,6 millones de dólares, cualquiera puede sentirse como el nota. O -por solo 280.000 euros- se puede optar por una réplica aprobada por Disney que se ha construido en Utah de la casa de Up. Los globos no están incluidos.

La casa de Katharine Hepburn en Long Island (arriba) y la de Elizabeth Taylor en Los Ángeles.
La casa de Katharine Hepburn en Long Island (arriba) y la de Elizabeth Taylor en Los Ángeles.GTRESONLINE
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción