Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Paris, con los indignados

La heredera de los Hilton apoya en Barcelona a su equipo de motos en el GP de Cataluña y aplaude el 15-M

El movimiento de los indignados se pregunta estos días cómo mantener vivo el espíritu del 15-M. Ante el desgaste del formato acampada, ahora se quieren reinventar. Boicotear la constitución de Ayuntamientos esta semana está entre los planes. Tampoco estaría mal el guiño de algún intelectual europeo. Ayer, sin embargo, les salió una aliada inesperada: Paris Hilton también está indignada.

"Realmente admiro a estos chicos, están luchando por tener un mundo mejor", aseguró la empresaria y modelo, que recibió a EL PAÍS en el aparcamiento de su equipo de motos de 125cc. Uno de sus corredores, Maverick Viñales, consiguió ayer en Montmeló acabar segundo en el Gran Premio de Cataluña del Mundial de Motociclismo de su categoría.

"Los admiro, están luchando por tener un mundo mejor", dice la empresaria

El tema del día eran las motos y Hilton, como era de esperar, iba ataviada con una chupa blanca de motera, que exhibía con grandes letras fucsia el nombre del equipo, Paris Hilton Racing Team. A pesar del cielo nublado, unas grandes gafas blancas completaban su conjunto, algo que hizo imposible mirarle a los ojos. Los de su novio, Cy Waits, también estaban protegidos por lentes oscuras. Indicios de que fue larga la fiesta del sábado en una de las discotecas de moda en Barcelona. O parte del relato de party animal que cada día ayuda a llenar los bolsillos de la nieta del fundador de la cadena hotelera que lleva su apellido. No en vano uno de los productos que publicitan en su paddock es una bebida posfiesta llamada Alcohol Killer.

La rubia mostró su faceta de demócrata, eso sí, bajo el control estricto que de sus palabras hace un sanedrín de asesores. "Creo profundamente en el derecho de libre expresión y me alegra ver a la gente usando su voz y sus energías para lograr que su Gobierno trabaje mejor", dijo Hilton. Por lo pronto no se suma a dormir al raso en Sol o en la plaza de Cataluña, algo que bien podría ser el argumento de un episodio del reality que la hizo famosa junto a Nicole Richie, The simple life.

Esta vez no bromeó con la idea de lanzarse a la presidencia de Estados Unidos, después de que en la pasada campaña de ese país el republicano John McCain utilizara su imagen para intentar desprestigiar a su rival, el actual presidente Barack Obama. Ella misma hizo un anuncio parodia en el que se lanzaba a la Casa Blanca. En Estados Unidos, a diferencia de lo que sucedió en España con la tertuliana Belén Esteban, ningún medio se preguntó si tendría opciones parlamentarias.

¿Lo lograría? "Todo lo que me propongo lo consigo. He creado un imperio increíble, tengo 17 productos diferentes. Triunfo todos los días", asegura Hilton mientras uno de sus asesores recomienda al fotógrafo de este diario qué objetivo usar. Su mañana se fue en ir a la parrilla de salida y felicitar a sus corredores. "La única cosa que aún no he conseguido es hacer skydiving sola", sentenció.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 6 de junio de 2011