Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
XXVIII Premios Ortega y Gasset de Periodismo

Homenaje a los valores de la Transición

Zapatero y Rajoy acuden a la conmemoración del nacimiento de EL PAÍS

A un día del comienzo de la campaña electoral, el presidente del Gobierno y el líder de la oposición entraron en una tregua para sumarse al homenaje que EL PAÍS quiso rendir a los valores de la Transición con motivo del 35º aniversario del nacimiento del periódico y de la entrega de los Premios Ortega y Gasset 2011. Ver juntos en un acto público a José Luis Rodríguez Zapatero y a Mariano Rajoy es tan insólito como verles de acuerdo. Un contrasentido con lo que representó la Transición, que fue un esfuerzo por acabar, entre otras cosas, con las trincheras y dar naturalidad, y quitar dramatismo, a que el Gobierno y el principal partido de la oposición alcancen pactos que la sociedad necesita.

En mayo de 1976, cuando salió el primer número de EL PAÍS, Zapatero era un alumno de Bachillerato en León, y Rajoy, un estudiante de 4º de Derecho en Santiago de Compostela. Ese año, en la presentación de un libro de Taurus sobre Julián Besteiro, el joven abogado laboralista Isidoro salió de la clandestinidad al presentarse públicamente como Felipe González, secretario general del PSOE. Y el máximo dirigente comunista, Santiago Carrillo, maquinaba bajo la peluca, en París, su próximo ascenso a la superficie al mando del potente submarino antifranquista que por entonces era el PCE. Ayer, en los Premios Ortega y Gasset, Zapatero, Rajoy y Carrillo componían una imagen heterogénea y relevante de los últimos 35 años de historia política española.

El presidente del Gobierno no echa de menos en la política de hoy valores de la Transición. "No soy de los que creen que todo tiempo pasado fue mejor aunque sé que el presente es bien mejorable. Pero creo que hay que matizar que no es lo mismo la política para hacer la democracia que la democracia misma", afirmó. Sin nostalgia, por tanto, de ese pasado de transición a la democracia -"en la que no teníamos muchas cosas que hoy sí tenemos", precisó- Zapatero sorteó con mucha cintura la pregunta de si EL PAÍS de hace 35 años le daba más alegrías que hoy: "Siempre me ha dado alegría. No concibo una mañana sin tener a primera hora EL PAÍS para leerlo. Es mucho más importante lo que dice EL PAÍS que lo que diga EL PAÍS sobre mí".

El líder del PP, Mariano Rajoy, aseguró por su parte que nunca ha dejado de leer EL PAÍS aunque "ha habido etapas muy duras para nosotros. Pero yo soy una persona que siempre miro al futuro. Y EL PAÍS es un periódico muy influyente, particularmente fuera de España".

Entre los numerosos políticos asistentes al acto se encontraban el vicepresidente Manuel Chaves y la ministra de Defensa, Carme Chacón; el jefe de la Casa del Rey Alberto Aza; la secretaria general del PP y la portavoz de ese partido en el Congreso, Dolores de Cospedal y Soraya Sáenz de Santamaría, así como el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. También acudió la líder de UPyD, Rosa Díez; el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, y el candidato socialista a la alcaldía de Madrid, Jaime Lissavetzky.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de mayo de 2011