Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones municipales y autonómicas

Aguirre extenderá a la educación su modelo de zona única en la sanidad

Una FP con más prácticas, ampliar el bilingüismo, otra prueba de nivel o clases de natación completan la propuesta del PP para la próxima legislatura

El 16 de diciembre de 1997, Esperanza Aguirre recibió uno de los peores reveses de su carrera política. Entonces ocupaba la cartera de Educación en el Gobierno popular de Aznar. Ese día fracasó en su intentó de sacar adelante un plan nacional de Humanidades, abandonó el Congreso de los Diputados con los ojos llorosos y llena de rabia. Desde entonces, la presidenta de la Comunidad de Madrid guarda una casi obsesiva debilidad por los asuntos relacionados con la Educación. Así lo demostró hace un par de años cuando anunció la Ley de autoridad del profesor, que, tras un complejo debate, quedó en nada.

La presidenta celebró ayer en Pozuelo de Alarcón uno de los primeros grandes actos de la precampaña, que, cómo no, tenía que ver con la educación. Allí, anunció que este asunto será su principal apuesta en la próxima legislatura si logra ganar las elecciones. "Haremos una auténtica revolución del sistema educativo", indicó ante un público entregado. Su idea es "ofrecer a los padres la posibilidad de elegir colegio". Lo que no precisó la presidenta es cómo lo hará. Porque la Ley Orgánica de Educación (LOE) ya recoge la libertad de elección, aunque no la garantiza. La segunda promesa electoral de Aguirre, tras el bachillerato de excelencia, pretende que los centros públicos y concertados compitan entre sí con el fin de atraer alumnos. Los populares han buscado un resquicio en la LOE para reducir el peso de la proximidad en los criterios de baremación. Para hacerlo, la candidata del PP anunció que suprimiría las cinco zonas educativas. "Vamos a hacer Madrid zona única, como hemos hecho en Sanidad, para que haya libertad de elegir", proclamó.

Los colegios tendrán más autonomía para elegir alumnos

¿Qué significa eso? Ahora mismo, cuando una familia busca colegio se somete a una baremación en la que lo que más pesa es que esté cerca de su casa (4 puntos) o el número de hermanos que tenga en el centro (otros cuatro). Son dos criterios fundamentales que están fijados por la LOE (Ley Orgánica de Educación) para todas las comunidades autónomas. Otros criterios de valoración son la renta de los padres o la discapacidad de algún miembro de la familia.

La presidenta regional no puede incumplir la LOE, pero se ha buscado una fórmula para sortearla. Su maniobra consiste en cambiar el peso de los criterios. Un portavoz de la Comunidad de Madrid explicó que la proximidad al centro escolar tendrá mucho menos peso. Por contra, Aguirre, en su anuncio electoral, aseguró que lo que más primará es la renta.

Pero su equipo aún no ha decidido cuántos puntos recibirán los alumnos que quieran acceder a un colegio por el nivel de renta de sus padres, ni, tampoco, cómo se distribuirá el resto. No se sabe cuántos ni cuándo. Fuentes de la Consejería de Educación aseguran que esta iniciativa -recibida con recelo por sindicatos, docentes y oposición- se pondrá en marcha "a lo largo de la legislatura".

También indicaron que la zonificación "genera un gran malestar" en las familias a la hora de elegir centro. Un ejemplo: en Madrid, con 21 distritos, hay 179 zonas. Eso significa que una familia puede tener un colegio a una manzana pero, como corresponde a otra zona, no obtiene los puntos por esto.

Al reducir el peso de la proximidad al colegio para baremar las solicitudes de los padres, ganan peso los criterios fijados por los centros. La presidenta regional pretende dar más autonomía a los colegios para que fijen sus criterios de selección. De esta forma, los centros podrán "seleccionar" a los alumnos. Por ejemplo, un colegio concertado puede priorizar a alumnos que hayan estudiado en una guardería del centro que sea privada, o dar más importancia a que los padres sean funcionarios... u otras cuestiones más subjetivas.

Otra de las propuestas de Aguirre consiste en implantar el modelo alemán en la Formación Profesional. De esta forma, las clases prácticas supondrían dos tercios del total de horas lectivas. Además, la presidenta regional avanzó que creará becas salario de 450 euros para los alumnos de FP. "Ya hemos hecho las gestiones oportunas para que este nuevo modelo de FP se empiece a implantar en Madrid el próximo mes de septiembre con dos pruebas piloto de momento en el sector aeronáutico y en el informático con aproximadamente 100.000 alumnos", manifestó la presidenta del PP de Madrid.

Asimismo anunció la creación de una nueva prueba de nivel para los alumnos de segundo de primarias. Este año comenzará como experiencia piloto. Se llamará LEA (lectura, escritura y aritmética), y servirá "para que ningún niño quede rezagado".

Los populares también avanzaron que la mitad de los centros públicos de la Comunidad de Madrid serán bilingües a partir de 2015. Aunque serán los claustros de profesores de cada centro los que tienen que reclamarlo. Otra de las promesas electorales del PP es dar clases de natación a los niños de primaria.

Lo que dice la ley

- Los criterios para regular la escolarización en centros públicos y concertados (sostenidos con fondos públicos) queda regulada en el artículo 84.2 de la LOE (Ley Orgánica de Educación).

- El texto dicta que, si no hay plazas suficientes, los "criterios prioritarios" serán los hermanos matriculados en el centro o padres que trabajen en él, la cercanía del domicilio o del trabajo de las familias, sus rentas anuales o la discapacidad de algún miembro.

- Lo que no fija la LOE, y ahí está el margen de las autonomías, es cuántos puntos vale cada apartado. En Madrid lo que más pesa ahora es tener hermanos, la casa o el trabajo cerca (cuatro puntos) o la discapacidad (1,5), además de criterios propios como la familia numerosa (2,5). La renta solo vale un punto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de mayo de 2011

Más información