Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El paro da un respiro en abril con el arranque de la temporada turística

El número de desempleados cae en 64.309 y la Seguridad Social registra 81.447 afiliados más - El peso de los fijos es el menor en ese mes desde 1997

El mercado laboral arroja las primeras señales esperanzadoras tras ocho meses de agravamientos casi constantes. Los servicios públicos de empleo registraron 64.309 parados menos en abril, una cifra que duplica con creces la mejora de hace un año. Se trata de la caída más intensa del desempleo contabilizada en este mes desde el año 2006, cuando la economía española saboreaba el auge del empleo. Los datos otorgan un respiro tras el pésimo balance del primer trimestre del año que ofreció la semana pasada la encuesta de población activa (EPA), el indicador más fiable del mercado laboral.

La llegada de la Semana Santa explica ese vuelco. Tanto que, si se depura el dato de los efectos estacionales, se obtiene una nueva subida del desempleo de 7.110 personas, según las cifras que publicó ayer el Ministerio de Trabajo. Más que los de paro, los datos de la Seguridad Social permiten apuntalar esa tibia mejora del desempleo en abril, pues el sistema ganó 81.447 afiliados respecto a marzo. Y aun limpiando las cifras de estacionalidad se produce creación de empleo, aunque mínima (casi 14.000 cotizantes).

El contrato de fomento baja por primera vez desde la reforma laboral

El gasto en prestaciones desciende casi el 10% en un año

Abril suele ser un mes propicio para el empleo, coincida o no con la Semana Santa. A esa festividad se ha añadido el puente del Primero de Mayo que han disfrutado algunas comunidades autónomas. "Pero el mes no ha sido tan bueno como esperábamos", analiza Florentino Felgueroso, profesor de la Universidad de Oviedo e investigador de Fedea. Este experto confiaba en obtener mejores registros en Seguridad Social tras la intensa reducción de afiliados registrada hasta febrero. Más optimista, Javier Velázquez, de la Universidad Complutense de Madrid, ve en el registro de afiliados una muestra de que, "salvo sorpresas, a partir de ahora habrá creación de empleo, aunque sea muy lenta".

El elemento más inquietante del análisis lo ofrecen en este caso los contratos. Aunque suele ser un indicador errático, abril se saldó con caídas de la contratación tanto temporal como indefinida. La fórmula fija retrocede tanto en el mes (13,4%) como en el año (6,5%), a pesar de que la reforma laboral destinada a impulsarla lleva en vigor desde el pasado junio.

El contrato estrella de esta nueva norma, el indefinido con despido más barato (indemnización de 33 días por año trabajado), rompe la tendencia de mejoras iniciada con el nuevo marco laboral. Una vez concluido el incentivo que permitía, hasta diciembre de 2010, convertir en fijo con 33 días a cualquier temporal anterior a junio, esa modalidad ha comenzado a caer. El retroceso de la contratación indefinida se refleja en el escaso peso que supone sobre la registrada: un 9,02%. Se trata del porcentaje más bajo en ese mes desde 1997.

La secretaria de Estado de Empleo, Mari Luz Rodríguez, se centró en el comportamiento del empleo fijo desde que entró en vigor la reforma laboral para constatar una mejora del 40% en el contrato de fomento. Y habló de recuperación de empleo aunque admitió que será "lenta". El secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, añadió: "El mercado laboral se acerca a una tónica de recuperación y no de crisis".

En esta línea la patronal de las pymes, Cepyme, valoró el dato como "esperanzador". Aunque pidió que se valorara con prudencia y "sin falsos optimismos". Tampoco UGT y CC OO quisieron lanzar las campanas al vuelo. Ambos sindicatos recordaron que la rebaja obedece a " circunstancias estacionales".

El sector servicios explica casi el 80% de la reducción del paro en abril. La importancia del turismo en la mejora del mercado laboral se refuerza con el dato de afiliaciones en hostelería, la actividad que más crece respecto a marzo (un 5,7%). No obstante, el paro cae en todos los sectores, así como entre los menores de 25 años, uno de los segmentos de población más azotado por la crisis laboral.

La mejora de la afiliación supera la reducción del paro registrado. Agett, la patronal de las grandes empresas, lo interpreta así: una parte de los nuevos incorporados al empleo en abril no estaban previamente apuntados a las listas del paro. "Se afianza así la tesis de que la mayoría de los que consigue encontrar empleo sean aquellos que no reciben ningún tipo de prestación", asegura la patronal en un comunicado. De hecho, los beneficiarios de prestaciones acentuaron en marzo (estos datos se ofrecen con un mes de retraso) la caída interanual que registran desde agosto. Lo mismo ocurre con el gasto en prestaciones, que retrocede ya casi un 10% interanual.

Más allá de la mejora de abril, tanto el paro como la afiliación son ahora peores que hace un año. El desempleo crece un 3% en 2010 y la Seguridad Social aún pierde un 0,99% de afiliación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de mayo de 2011