Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Spanair volará de Girona a Madrid a partir de septiembre

Spanair cubrirá la ruta Girona-Madrid a partir de septiembre, confirmó ayer Jordi Juan, director de relaciones institucionales de la compañía. Será un vuelo diario que saldrá de Girona por la mañana y volverá de Madrid por la noche. Spanair, que da por hecho el acuerdo con la Generalitat, pone como condición ser la única compañía que cubra esa ruta.

"Si en septiembre no se ha resuelto la situación con Ryanair, nosotros estamos dispuestos a asumirla", declaró Juan. "Entendemos que es una situación especial y, aunque no está dentro de nuestras prioridades, haríamos este esfuerzo" dijo, aunque mantuvo que el vuelo Girona-Madrid no es rentable a pesar de las altas tasas de ocupación en los últimos años. Spanair ya cubrió esta ruta hasta 2008, cuando decidió abandonarla debido a la entrada de Ryanair.

Ahora los papeles se vuelven a cambiar y Spanair sustituirá a la compañía irlandesa de bajo coste, que lanzó un órdago a la Generalitat y decidió suprimir 18 rutas, entre ellas la Girona-Madrid, ante la negativa del nuevo Gobierno a abonar los 7,5 millones de euros acordados con el tripartito. La compañía deberá ahora pactar con la Generalitat y los agentes económicos de Girona las condiciones del acuerdo.

La decisión está supeditada al resultado de las negociaciones que mantiene la Generalitat con la compañía irlandesa, cuyo último vuelo a Madrid desde Girona salió anteayer, para renovar el acuerdo sobre las operaciones desde el aeropuerto de Vilobí, que vence a finales de este año.

85 vuelos chárteres

Por otra parte, la Generalitat anunció ayer un acuerdo con el operador turístico Neilson-Thomas Cook para que 16.500 esquiadores británicos utilicen el aeropuerto de Alguaire como puerta de entrada a las estaciones pirenaicas. Llegarán a bordo de 85 vuelos chárteres entre diciembre y abril desde Londres, Manchester, Belfast, Birmingham y Bristol. Se prevé que los turistas hagan 116.000 pernoctaciones y generen un gasto directo de 3,2 millones de euros.

El director general de Transporte y Movilidad de Cataluña, Ricard Font, explicó que Neilson-Thomas Cook dejará el aeropuerto francés de Tolouse, donde opera desde hace 18 años, para utilizar Alguaire. El pacto, de cinco años de duración, no incluye pagos de dinero público a la operadora, que estará eximida de pagar las tasas aeroportuarias durante el primer año.

El Gobierno catalán se compromete a invertir 1,5 millones de euros en la ampliación de la terminal para satisfacer las exigencias operativas de Neilson. Las obras tienen que estar listas antes del inicio de las operaciones, el próximo 19 de diciembre. La Generalitat afirma que para esa fecha el Gobierno central ya habrá autorizado los vuelos fuera del espacio Schengen desde Alguaire.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de mayo de 2011