FÚTBOL | 34ª jornada de Liga

Indignación en la UEFA

La UEFA estudiará el próximo 6 de mayo la denuncia del Barcelona contra José Mourinho, el entrenador del Madrid, por sus declaraciones tras la ida de las semifinales de la Champions. Funcionarios del organismo europeo consultados por este diario mostraron ayer su indignación por las palabras del portugués, que dio voz a una larga lista de supuestos agravios.

Mourinho recordó a Ovrebo, el árbitro que, a su juicio, birló varios penaltis al Chelsea en las semifinales contra el Barça de 2009; habló de la expulsión del interista Motta en las de 2010, que entendió como producto de una exageración por parte de Busquets, y se quejó también de que Van Persie, del Arsenal, no hubiera terminado la vuelta de los octavos de final de este año.

Más información

No fue de lo único que habló el técnico. Dijo que le daría "vergüenza" ganar una Copa de Europa como la conquistada por el Barcelona de Pep Guardiola en 2009. Y añadió: "Si digo lo que pienso del árbitro y de la UEFA, en este mismo momento termina mi carrera".

Los funcionarios del organismo europeo entienden que Mourinho ha difamado el producto UEFA y el producto Champions. Critican también que el Madrid le haya respaldado y haya denunciado a los futbolistas del Barcelona por supuesto juego antideportivo. Y consideran que, con esa actitud, desprestigia una competición que a él, que ha ganado dos veces la Champions, le ha dado parte de su prestigio.

Desde la UEFA se señala que las declaraciones de Mourinho no hacen sino enturbiar las relaciones del organismo con el técnico y el club, ya tensas desde el inicio del curso, cuando el luso fue sancionado por pedir a Xabi Alonso y Sergio Ramos que forzaran una tarjeta amarilla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0030, 30 de abril de 2011.

Lo más visto en...

Top 50