Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero promete neutralidad en la batalla por liderar el PSOE

Chacón y Rubalcaba planean guardar silencio hasta el 22-M mientras sondean sus apoyos - El presidente descartó acelerar las primarias

El presidente José Luis Rodríguez Zapatero se comprometió ayer a mantener "una estricta neutralidad" en la disputa que se abrirá en el PSOE para elegir al candidato que competirá en las generales de 2012, según fuentes de su entorno. Tras el fracaso de su intervención en las primarias de Madrid, donde Zapatero y sus más próximos apoyaron a Trinidad Jiménez frente a Tomás Gómez, esta vez se compromete a dejar que "la competición la decida el militante". Casi 300.000 afiliados tendrán derecho a voto en las elecciones internas que se abrirán tras el Comité Federal del 28 de mayo, seis días después de unas elecciones complicadas para el PSOE. Precisamente por esa complicación Zapatero descartó las sugerencias de acelerar el proceso sucesorio.

Los dos candidatos probables a su sucesión, Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón, no aclararon ayer sus intenciones en sendos mítines en Mallorca y Elche. Aunque ambos se han conjurado para cumplir el mandato de Zapatero de no abrir públicamente esa carrera hasta después de las elecciones del 22 de mayo, sus entornos sondean ya posibles apoyos en el partido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 4 de abril de 2011