Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Los socialistas afrontan un nuevo liderazgo

Rubalcaba o Chacón, ¿silencio hasta el 22-M?

Los entornos de ambos sondearán con discreción sus apoyos en el PSOE

"Calma, calma", pedía ayer el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, al escuchar el "¡presidente presidente!", con el que le recibieron cientos de militantes socialistas en Palma de Mallorca.

"¡Presidenta, presidenta!". Las enormes muestras de simpatía con las que fue recibida en la localidad alicantina de Elche la ministra de Defensa, Carme Chacón, fueron desviadas por ella misma con la petición de que los aplausos se dirigieran hacia el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Ambos respetarán "a rajatabla" el pacto de silencio que ha pedido el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para que el proceso de su sustitución en la candidatura para las elecciones generales de 2012, no empiece hasta después de las elecciones municipales y autonómicas del 22 de mayo.

Los aspirantes saben que molestarían a los candidatos municipales

No será nada fácil escuchar de Rubalcaba y Chacón frases que revelen sus intenciones de dar un paso al frente para presentarse a las primarias que convocará un comité federal el próximo 28 de mayo. Ambos tenían planeado observar un silencio monacal, hasta que se ponga oficialmente en marcha el proceso, pero su decisión se reafirmó el sábado tras escuchar las intervenciones de los secretarios generales y de numerosos candidatos a las elecciones municipales y autonómicas.

Los candidatos para el 22-M muestran auténtico pavor ante la posibilidad de que sus campañas sufran las interferencias de la competición entre los precandidatos por ser el cartel electoral para las elecciones de marzo 2012. Y, por tanto, los presuntos aspirantes a suceder a Zapatero que irrumpieran en sus campañas se encontrarían con el rechazo de quienes después les tendrían que votar.

"A ninguno de los dos se le ocurrirá mover un dedo antes de las elecciones", aseguran fuentes de la ejecutiva federal.

Tanto los interlocutores consultados por este periódico cercanos a Rubalcaba y a Chacón confirman que no habrá gestos, guiños o pistas que lleven a la confirmación de que serán candidatos.

Quizá no por casualidad estas fuentes citan por igual la intervención del presidente del Gobierno vasco y líder del PSE-PSOE, Patxi López, en la que clamó por dedicarse en exclusiva a las elecciones municipales y autonómicas y no a otras, es decir, a las primarias. "Deberemos considerar que comete traición quien se salga de las elecciones en las que estamos", dijo.

Este paréntesis hasta que pasen las elecciones autonómicas y locales para afrontar las primarias internas no significa en absoluto que los candidatos empiecen desde cero. Cuando se reúna el Comité Federal del PSOE el 28 de mayo y convoque las elecciones primarias para la presidencia del Gobierno los candidatos tendrán ya un caudal de información notable sobre los posibles apoyos que puedan tener. Trabajo de campo que continuarán durante las próximas semanas pero del que ya hay camino recorrido.

Este primer trimestre de 2011 ha sido rico en contactos, conversaciones, sondeos. Pero con gran discreción. "Nunca se ha hecho una petición expresa a favor de Rubalcaba sino que se quería saber qué pensaba el partido", señala un miembro del aparato federal.

Por su parte, los seguidores de Carme Chacón, también con sigilo, han querido saber cual era el sentir de la organización y del Grupo Parlamentario Socialista. Durante el mes de febrero todos tuvieron claro que el presidente iba a anunciar su retirada el 26 de marzo o el 2 de abril. Y aumentaron los contactos.

Los barones territoriales consultados por este periódico aseguraron en su gran mayoría que se decantaban por Rubalcaba, aunque todos muestran consideración y reconocimiento a la valía de Chacón. Esta información es la que tiene también el aparato federal. Ahora bien, en unas primarias, además de los líderes, votan los militantes, por lo que, en principio, resulta imposible saber cual será el comportamiento de un cuerpo electoral tan extenso y diverso.

Además, la experiencia de los aparatos, tanto federal como de los regionales, apunta a que las presiones de las cúpulas predisponen contra el candidato que pudieran proponer. Así, en esta ocasión, la prudencia será máxima, como se puso de manifiesto en las declaraciones de todos los dirigentes y personas relevantes del PSOE. El presidente andaluz, José Antonio Griñán, recalcó que para los socialistas andaluces, José Luis Rodríguez Zapatero era el mejor candidato. Ahora bien, tomada la decisión de no aspirar a la reelección, se parte de cero y a primarias. Y a partir de ahí, ni una pista. ¿Rubalcaba?, "le tengo un afecto particular". ¿Chacón?, "una mujer maravillosa, como son la mayoría de los militantes", mareó Griñán. Y otros dirigentes consultados, como Elena Valenciano y Gaspar Zarrías, se quedaron en alabar el sistema de elección del PSOE y responder a las críticas del PP.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 4 de abril de 2011