Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:JORGE WAGENSBERG | Divulgador científico

"La ciencia es interrogación, negación y duda. ¿O no?"

El exdirector de CosmoCaixa, el museo de la ciencia de Barcelona, Jorge Wagensberg (Barcelona, 1948), se muestra convencido de que el error es el punto de partida de la ciencia, de que la pregunta es más importante que la respuesta. "Lo que un científico hace es equivocarse todo el día. Y, cuando no se equivoca, igual le dan un Premio Nobel", comenta. "Yo siempre digo que la ciencia es negación, interrogación y duda. ¿O no?", bromea este divulgador científico, quien ayer impartió una conferencia en la Alhóndiga de Bilbao.

Sin embargo, en lo que a inversión en ciencia se refiere, Wagensberg apunta que España se halla muy por detrás del resto de Europa. "Eso me avergüenza, sobre todo porque las soluciones para salir de la crisis se hallan en la investigación", explica el autor de una veintena de libros, entre los que se encuentra Metatemas (Tusquets). "Están Cataluña, Madrid y el País Vasco como tres setas en un ambiente paupérrimo", resalta.

"Lo último a lo que debe renunciar un ciudadano es a pensar", recuerda, antes de sostener que el ser humano necesita crear. No obstante, Wagensberg opina: "En muchos aspectos renunciamos al cerebro". Y es que, según el exdirector de CosmoCaixa, el cerebro emergió en la evolución como manera para sobrevivir, no para comprender la realidad ni teorizar. "No hay mejor estrategia de desenvolverse que el pensar", apostilla.

Wagensberg añade que la ciencia en sí misma es "profundamente divertida", por lo que considera que no es difícil estimular a los jóvenes con el conocimiento científico. "Cuando un museo usa técnicas no científicas para buscar emociones, se equivoca", abunda este experto, quien remarca que en los museos especializados ha regido "la tiranía de la vitrina, la recomendación de mirar y no tocar". En este sentido, a la entrada de CosmoCaixa un cartel indica: "Prohibido no tocar".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de marzo de 2011