Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Protesta de los médicos por un cartel que anima a no pedir bajas

Sanidad usa la imagen de un facultativo para su campaña

De las paredes de los centros de salud de la región cuelga desde hace casi un mes un cartel en el que un médico -bata blanca y estetoscopio al cuello- sostiene una carpeta con un mensaje que promueve el uso adecuado de la incapacidad temporal (baja médica). Va dirigido a los pacientes, a los que pide que sean "responsables". Un mensaje en apariencia inocuo, pero que en apenas unos días ha generado mucha polémica. Tanta que la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts) también ha editado un folleto, dirigido a sus asociados, que se titula: "Un cartel muy desafortunado". Amyts anima a los médicos a retirar el cartel de sus centros de trabajo: "Utilizan la imagen de un médico para un mensaje político (...). Hemos exigido su retirada inmediata, puesto que puede dar lugar a equívocos entre los ciudadanos. ¡Que utilicen su propia imagen, no la nuestra!".

La protesta de los médicos ha llegado a la esfera institucional. Amyts remitió una carta al consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, pidiendo la "retirada" de los carteles. "El mensaje en sí nos parece bien, aunque ignoramos por qué ahora se recurre a las bajas y no se habla de la utilización abusiva de las consultas sin cita, o de la demanda excesiva de medicamentos", argumentan en la misiva, del 4 de febrero. Los médicos están preocupados por la reacción que puedan tener los pacientes al ver que es un médico el que les pide que se lo piensen dos veces antes de pedir la baja. La Comunidad de Madrid pagó en 2010, por segundo año consecutivo, un extra a los facultativos que habían conseguido reducir más el tiempo de las bajas que dieron, como publicó EL PAÍS en enero. De ahí que, en la carta, Amyts asegure: "Queda por tanto claro nuestro descontento por poner en boca de los vapuleados médicos un mensaje político y economicista que puede ser entendido por el paciente, gracias a esta desafortunada publicidad, como que el interés de los médicos en la gestión de las bajas es su propio beneficio económico".

El texto recuerda también, citando un estudio de la Organización Médica Colegial, que cada vez se producen más agresiones a los facultativos. Amyts acaba pidiendo a Sanidad "que promueva el uso racional de los recursos sanitarios en su propio nombre, sin utilizar la imagen ni la credibilidad de los médicos".

La Asociación de Inspección de Servicios Sanitarios de Madrid (Aissma) se sumó ayer a la controversia al afirmar que la campaña de Sanidad responde a un interés económico, en concreto al convenio firmado en 2010 entre la Comunidad y la Seguridad Social que destina 4,8 millones de euros a mejorar la gestión de las bajas. Un 10% se destina a un "plan de con-cienciación e información a los profesionales sanitarios y a los ciudadanos sobre la prestación de IT en general y el uso adecuado y responsable de la misma". "Aunque el cartel debería haberse difundido en 2010 y no en febrero de 2011, no creemos que haya problemas para cobrar", asegura Aissma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de marzo de 2011