Reportaje:Plan de ahorro energético

Manual de ahorro gratis para alcaldes

Industria promueve sin mucho éxito empresas para recortar el gasto energético de los Ayuntamientos

Imagine que le acompaño al mercado y le ayudo a rebajar su gasto en la compra. A cambio, usted me da parte de lo ahorrado. Imagine que ahora quiere recortar la factura de la luz con el mismo método: a eso se dedican las empresas de servicios energéticos (ESE). Las puede usar usted, pero también las compañías con enormes edificios que calentar e iluminar; los Ayuntamientos, que además tienen farolas por doquier; y las comunidades autónomas. Incluso el Gobierno central, que es el que trata de impulsar el uso de estas empresas y el que las ofreció el martes a los ayuntamientos para cambiar la iluminación de las calles.

En julio de 2010, el Ejecutivo lanzó un plan de eficiencia que debía afectar a 2.000 sedes públicas. Para ello, contaba con las ESE. Reconocía que estas "afrontan cierto grado de riesgo económico", toda vez que su pago depende "en parte o totalmente" del ahorro alcanzado, y para cubrirlo podrían "ayudarse" de líneas de financiación del ICO (no de ayudas como las energías renovables). Eso sí, dejaba claro: sin ahorro no hay pago.

Más información

Para 2020, la UE quiere reducir las emisiones un 20%, aumentar la aportación de las renovables al 20%, y mejorar la eficiencia energética un 20%. Este último punto es el menos conocido, como lo son las ESE, que el Ministerio de Industria quiere ahora "dinamizar". De ahí su propuesta a los municipios. En la reunión se mencionó "las posibilidades" de "ahorro potencial en iluminación pública" por ahora limitado a las farolas.

Las ESE comenzaron a operar como tales en 2010 (antes ya había empresas de paneles solares, de calderas, etc.), y hoy por hoy existen entre 100 y 150 censadas más o menos formalmente por Industria como tales. Eso sí, que abarquen todo el proceso, apenas tres o cuatro. La asociación que las representa, ANESE, cuantifica lo que puede suponer su eclosión: 800 millones de euros anuales en volumen de negocio, hasta 100.000 empleos en cinco años, y un ahorro energético medio por edificio del 25%. En materia de medio ambiente, el impacto global sería similar al de las energías renovables existentes. Pero por ahora, decir que el sector está en ciernes es exagerar. Al capital privado "le falta alegría, nadie se anima", explica el presidente de ANESE, Teo López. Y en lo que se refiere a las Administraciones, en 2010 "apenas se firmaron actuaciones". Un Ayuntamiento cambia las calderas, otro las farolas del paseo marítimo, otro pone paneles solares... Ningún plan integral.

Industria ha impulsado proyectos "piloto, de laboratorio", tutelados y costeados por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE), para optimizar el alumbrado en Teruel, Alcorcón o Collado Mediano (ambos en la Comunidad de Madrid). ANESE calcula el ahorro en un 50%, merced al cambio tecnológico (LED, vapor de sodio) y a la regulación de flujo: "A las tres de la madrugada no tiene que haber la misma iluminación que a las diez. España es el único lugar en el que todos quieren leer el periódico por la noche en cualquier esquina", afirma López. El IDAE ya impulsó en 2007 un plan para cambiar las lámparas de los semáforos a tecnología LED, al que se acogieron en un principio medio millar de Ayuntamientos. En ese caso, Industria proporcionaba los semáforos. Los alcaldes solo debían colocarlos.

Iluminación en las calles del municipio madrileño de Alcorcón, anoche.
Iluminación en las calles del municipio madrileño de Alcorcón, anoche.CARLOS ROSILLO
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción