Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Golpe a la corrupción en la Costa da Morte

Experto en orquestas y socio de un narco

Uno de los empresarios detenidos montó un negocio con un traficante de cocaína

Puede que sea una casualidad que la operación policial contra la corrupción política haya sido bautizada con un nombre (Orquesta= con el que, sobre todo, se identifica el empresario de Cee, Jorge Luis López Lago, uno de los objetivos de la investigación. Experto en la puesta en escena de orquestas y eventos musicales, a López Lago también se le vincula con los negocios inmobiliarios, uno de los posibles nexos de la trama.

Casi recién llegado de emigrar en Venezuela, este representante de orquestas, de 51 años, que regentaba una sala de fiestas en Negreira, comenzó a hacerse un hueco en el sector a principios de los años noventa, hasta convertirse en un potente empresario artístico que movía de un lado a otro sus propios músicos, allí donde hubiese un escenario rentable.

En 1994 se alió con un socio poco recomendable, José Ferreiro Magariños, alias Calvo, con el que fundó la sociedad Discoteca Olympus, SL, vinculada al gremio y todavía activa y en la que ambos aparecen como administradores únicos. Una relación empresarial que les llevaría por otros derroteros. Ferreira y López fueron detenidos en 2003, implicados en una operación que aprehendió el mayor cargamento de cocaína de la pasada década, 6.400 kilos de droga, que fue transportada en el barco South See.

Mano derecha de uno de los principales implicados, Carlos Somoza, el que fuera uno de los pesos pesados del clan de Los Charlines, José Ferreira fue condenado por aquel alijo a 11 años y seis meses de prisión y una multa de casi 70 millones de euros, mientras que Jorge López quedó a los pocos meses al margen del procesamiento.

Puede que tampoco sea casualidad que el origen de esta presunta trama de corruptelas que se ha llevado por delante a tres alcaldes, esté en unos pinchazos telefónicos acordados por el juez en el contexto de una investigación policial por tráfico de drogas que derivó en la Operación Orquesta y en los delitos de cohecho, tráfico de influencias y prevaricación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de febrero de 2011