La plantilla de Citroën acepta el ERE y más flexibilidad

Los representantes del Sindicato Independiente de Trabajadores (SIT) y de UGT, mayoría en el comité de empresa, han dado luz verde a las medidas de flexibilidad propuestas por PSA Peugeot Citroën en la planta de Vigo y al expediente de regulación de empleo (ERE) "preventivo", que presentará la empresa para afrontar caídas de la producción. Comisiones Obreras y CIG votaron en contra.

Las medidas están recogidas en tres documentos: uno sobre el calendario, otro sobre la bolsa de horas (un mecanismo de flexibilidad) y otro sobre el ERE, que se presentará para 40 días entre el 1 de marzo de 2011 y el 31 de diciembre de 2012, aunque finalmente en este año se aplicará solo por 11 días.

Inicialmente, eran 429 operarios los afectados por el descenso de producción en la línea que monta los monovolúmenes y que no podían recurrir a la bolsa de horas, pero al final serán unos 220 los que tengan que elegir entre acogerse al ERE o aceptar las medidas de flexibilidad ofertadas por la empresa encaminadas a "equilibrar" la producción.

Estas medidas se basan en pasar operarios de la línea de monovolúmenes a la de furgonetas, que necesita más mano de obra. De esta manera, los empleados de la línea deficitaria pueden sustituir a sus compañeros en períodos de descanso, como la llamada "sexta semana de descanso deslizante" -que se adjudica por sorteo-, o en el turno de noche. Para amortiguar la caída de pedidos, el ritmo de producción bajará de 45 a 36 coches por hora.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS