Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:FÚTBOL | 17ª jornada de Liga

Drenthe, sin salida

El holandés lleva una semana negándose a volver al Hércules por lo que le adeuda el club, sus compañeros y entrenador le critican y el Madrid, que le cedió, no tiene ficha para él

Royston Drenthe ha sido protagonista desde el primer día que llegó a Alicante en septiembre. Bien por su excelente rendimiento deportivo, reconvertido por el entrenador, Esteban Vigo, en un punzante extremo izquierdo; bien porque un día de noviembre fue detenido por la policía tras conducir a 160 kilómetros por hora por el centro de la ciudad. O bien porque se ha pasado una semana en su ciudad natal, Rotterdam (Holanda), negándose a regresar a Alicante para incorporarse a los entrenamientos del Hércules. El jugador, cedido por el Real Madrid hasta el próximo mes de junio, tiene previsto regresar hoy a Alicante tras varios días manifestando que no lo haría mientras el club alicantino no le abonara el dinero que le debe.

Hasta la Asociación de Futbolistas dice que su actitud "no está justificada"

A pesar de haberse ido de vacaciones un día antes que sus compañeros porque estaba sancionado, se ha perdido seis días de entrenamiento tras la Navidad, además del partido de hoy en Mallorca. "Si no me pagan, volveré al Madrid a ponerme en forma para la temporada que viene", amenazó el holandés, de 23 años, que no aclaró ayer el motivo de su regreso ni si acudirá a las oficinas del club o se integrará mañana en el equipo. La semana pasada llamó a Jorge Valdano, director general del Madrid, para pedirle ayuda. El Hércules también se puso en contacto con el club blanco para solicitar su mediación. Fuentes del Madrid aseguran que están intentando convencer a Drenthe para que vuelva a entrenarse y dejan claro que, en principio, no van a asumir la ficha del jugador. "Vamos a esperar un poco, habrá que ver también qué sanción disciplinaria le impondrá el Hércules, pero al Madrid no va a poder volver porque no hay fichas libres".

El asunto está en manos de los servicios jurídicos del Hércules, que ha ido endureciendo su posición. Dependiendo de la actitud del jugador, está planteada incluso la rescisión del contrato. "A Drenthe se le han permitido muchas cosas, pero no se le va a permitir mucho más", ha dicho el presidente, Valentín Botella, quien también advirtió al jugador que "está tirando su prestigio por la borda". Fuentes de la Asociación de Futbolistas declararon que Drenthe no puede hacer lo que está haciendo: "No está justificado en ningún sitio que si no cobras, no juegas".

El club ha confirmado que adeuda a los jugadores las mensualidades de noviembre y diciembre, pero Drenthe dice que ha cobrado solo un mes de los seis que lleva en Alicante, así que, según él, le deben cinco. Aunque percibe la misma ficha que firmó con el Madrid (2,2 millones netos), la discrepancia está en la modalidad de pago que el Hércules pactó con la plantilla, que cobra el 50% de su ficha anual en mensualidades y el otro 50% al finalizar la temporada. El jugador no acepta este sistema y pretende que se le abone la totalidad del contrato en 12 pagas. Además, él mismo ha recordado que todavía se le adeudan algunas cantidades a su representante. El presidente del club, Enrique Ortiz, y el de la Fundación, Miguel Campoy, se reunieron hace tres días con los jugadores para asegurarles que a mediados de enero cobrarían.

Drenthe no ha contado con ningún apoyo. Los hinchas más radicales llenaron ayer la fachada de su casa en Alicante de pintadas insultantes. Esteban Vigo tachó de "injustificable" la actitud del holandés. Y el veterano capitán Rufete le exigió que explique su actitud, tras recordar que todos los jugadores están en la misma situación económica y van a entrenarse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de enero de 2011