Las cuentas del Estado para 2011

La previsión de la tasa de paro empeora hasta el 19,3%

El número de desempleados rondará los 4,4 millones de media en 2011

La incipiente recuperación que el Ejecutivo espera consolidar el año próximo pasará desapercibida para una variable fundamental de la economía, el empleo. Las cuentas del Estado para 2011 se han elaborado con una previsión de paro aun peor que la revisada también al alza a finales de mayo. Del 18,9% calculado entonces, el Gobierno ha pasado a contemplar un 19,3%. Es prácticamente idéntica al 19,4% que se espera para este año y que va camino de incumplirse, pues en la primera mitad del año el desempleo no ha bajado del 20%.

Un 19,3% de paro para el año próximo equivaldría a 4,4 millones de personas si se mantuviera el volumen de población activa, sobre el que se calcula ese indicador, aunque el Gobierno no oncreta cuál es su previsión a este respecto. Economía mantiene su pronóstico de que el empleo crezca un 0,3% en 2011, pero desde un punto de partida inferior, puesto que ha empeorado su estimación de destrucción de empleo para este año desde el 2% al 2,2%.

Más información

Pese a tal empeoramiento, el Ejecutivo ha mantenido intacta su previsión de crecimiento para el año próximo: un avance del 1,3% en el producto interior bruto (PIB). La mayor parte de los analistas y organismos internacionales desconfía de esa cifra por optimista, aunque la vicepresidenta Elena Salgad, suele defenderla con el argumento de en el último año su departamento ha acertado más en las previsiones de crecimiento que muchos expertos.

Ese avance y la anunciada subida de impuestos propiciarán una mejora de ingresos del 5,4%, según el anteproyecto aprobado ayer de Presupuestos. Tomando como base la evolución de los recursos públicos a lo largo de este año, Salgado confía en el cumplimiento de las previsiones. "La recaudación va algo mejor de lo estimado; terminaremos el año cumpliendo el objetivo", avanzó la ministra tras el Consejo de Ministros, en referencia a los datos de ejecución presupuestaria que hará públicos su departamento el próximo lunes.

La Administración central prevé reducir su déficit del 6,7% al 4,8% del PIB este año, de modo que el conjunto de las administraciones públicas pasen del 9,3% de este año al 6% del próximo.

Ese moderado repunte del consumo junto a la austeridad en las Administraciones públicas ha llevado a una mínima reasignación en el reparto de las mejoras para 2010. El gasto de los hogares crecerá un 0,5%, dos décimas más de lo previsto en mayo. Las mismas dos décimas que perderá el consumo público, que queda en el 0,6%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 25 de septiembre de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50