El alcalde de Chicago desata especulaciones de cambios en la Casa Blanca

El sorprendente anuncio del alcalde de Chicago, Richard Daley, de que no aspirará a su reelección el próximo año ha disparado las especulaciones sobre un próximo y fundamental relevo en la Casa Blanca: el jefe del Gabinete del presidente, Rahm Emanuel, es de Chicago y siempre había confesado que su sueño era el de ocupar la alcaldía de su ciudad natal. Si las cosas van tan mal como se espera para Barack Obama en las elecciones de noviembre, Emanuel puede ser invitado a cumplir su sueño.

La retirada de Daley es, por sí misma, una noticia de gran trascendencia. Los Daley han ocupado la alcaldía de Chicago desde 1955, con excepción de unos pocos años. Richard Daley, el actual alcalde, accedió por primera vez al puesto de su padre en 1989, y todo el mundo daba por hecho en Chicago que permanecería en él por el resto de su vida.

Su renuncia, por tanto, debe de obedecer a razones poderosas. En Washington, desde que el martes se conoció la retirada de Daley, todo el mundo mira hacia la Casa Blanca, especialmente hacia el despacho del Ala Oeste en el que se sienta Emanuel.

Existen varias circunstancias que lo explican. En primer lugar, el jefe del Gabinete había hablado recientemente de su amor por el cargo. "Si algún día el alcalde Daley decide no presentarse, a mí me gustaría ser candidato; siempre ha sido una aspiración mía", declaró Emanuel en una entrevista hace cuatro meses.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 09 de septiembre de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50