Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Europa defiende las pruebas de esfuerzo al sector bancario

El comité de supervisores bancarios europeos (CEBS, por sus siglas en inglés) salió ayer en defensa de las pruebas de esfuerzo a la banca europea publicadas el pasado julio, tras los ataques de The Wall Street Journal que sembraron desconfianza en los mercados sobre esos exámenes y sobre la salud del sistema financiero. Esa institución, que supervisó todas las pruebas, asegura que los criterios fundamentales que se utilizaron para realizar los test se elaboraron de forma conjunta entre el citado comité y los diferentes bancos centrales.

Ante las dudas sobre la fiabilidad de los resultados -el diario de referencia en Wall Street sostiene que algunos bancos ocultaron parte de sus inversiones en deuda de los países periféricos-, el CEBS argumenta que las posiciones de los bancos en bonos de países atacados en la crisis de la deuda pública "eran un componente esencial del ejercicio de esfuerzo y constituyó una gran mejora desde el punto de vista de la transparencia". Las pruebas incluían, en el escenario más adverso, el riesgo de suspensión de pagos de la deuda. Se realizaron a 91 entidades y fueron publicadas el pasado 23 de julio.

El comité de supervisores cargó incluso contra alguna de las comparaciones que hacía el reportaje de The Wall Street Journal, que desencadenó fuertes caídas en Bolsa de los bancos europeos. "La metodología utilizada en las pruebas no puede compararse con las cifras que dan otras fuentes, como el Banco de Pagos de Basilea", según un comunicado del CEBS, en clara alusión a una de las críticas del rotativo.

La banca europea recuperó ayer posiciones en los mercados, tras el varapalo sufrido el martes por los ataques de The Wall Street Journal y el reconocimiento de la patronal bancaria alemana de que las grandes entidades financieras de ese país necesitarán más de 100.000 millones de euros de capital para satisfacer la nueva regulación que le espera a la banca. Frente a caídas que llegaron a superar el 3%, ayer los grandes bancos europeos -con la única excepción de Société Générale- ganaron en torno al 1%. El Santander avanzó el 1,6%, y BBVA cerca del 1%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de septiembre de 2010