Entrevista:FERNANDO VERDASCO | Tenista | TENIS | Abierto de Estados Unidos

"Soy como Cristiano; cuando la pego, la rompo"

Cuando llega la medianoche del martes, Fernando Verdasco (Madrid, 1983) anda por un pasillo como si fuera un astronauta en Marte. Cada uno de sus pasos es una exagerada repetición, a cámara lenta, de su sprint para llegar a una volea de David Ferrer y acabar de remontar (5-7, 6-7, 6-3, 6-3 y 7-6) dos sets de desventaja, un break perdido en la quinta manga y dos minibreaks (1-4) cedidos en el desempate definitivo. Esa victoria le deja en los cuartos de final, en los que hoy juega contra Rafael Nadal, vencedor de Feliciano López (6-3, 6-4 y 6-4). No es un partido cualquiera: reedita su tremenda semifinal del Abierto de Australia de 2009, un drama de 5h 15m en el que venció el mallorquín.

"Nadal tiene una mentalidad privilegiada, pero en cemento es batible"
Más información
Un soplido en el viento
Verdasco no puede con Nadal

Pregunta. ¿Cómo se remonta un partido con 89 errores no forzados?

Respuesta. Salí a tope. David empezó increíblemente, restando profundo, presionándome, sin dejarme hacer nada. Luego, fui más agresivo, lo que también suma errores. Le fui moviendo y desgastando físicamente. En el quinto set se me puso un break arriba. Fue muy duro porque veía que se me escapaba. Intenté darle la vuelta como fuese y, con 4-2 en el tie-break, hice cinco puntos seguidos. Cuando vi que entraba la última bola, me desplomé, liberado. "Ya no puedo más", me dije.

P. Es un tenista irregular, brillante a ratos. ¿Se siente artista?

R. Cuando te sale lo que intentas, es muy bonito. Fácil. No te desgastas. Te desgastas cuando tocas la bola sucia y mal, cuando tienes que correr. Cuando la pegas limpia, cuando te va a mil, disfrutas. Este año, desde Roland Garros, donde me rompí una uña del pie, perdí mucha confianza. Caí en la primera ronda en Wimbledon y me hizo daño. Cambié de raqueta, probando una, otras... No fue la mejor decisión. Aquí he sacado toda la rabia, toda mi fuerza, para volver a sentirme ganador.

P. ¿A qué futbolista se parece? ¿A Guti?

R. Me parezco a un futbolista agresivo. Mi juego es de fuerza, de hacer errores y golpes ganadores. Para eso hay que estar muy fuerte porque intento desequilibrar a mi rival con mi fuerza. A Guti se le pone el sobrenombre de jugador de supercalidad que nunca ha sido un crack. No me gustaría compararme con él. Es de mucha calidad, pero no tan físico como yo. Él es como Santoro, que era un tenista de toque. Yo no soy un jugador de mano, sino de potencia de golpeo. Cuando le pego a la bola, la rompo. Un Cristiano; un Ronaldo antes de la lesión; gente que, cuando le pega... Pero en el sentido de ser físicamente fuerte, pues ellos son los mejores.

P. Tranquilo en la calle, apasionado en la pista ¿Quién es Verdasco?

R. Fuera, intento ser familiar, atender a todo el mundo, porque me cuesta decir que no. Dentro, tienes que ser un ganador. Tienes que tener carácter para eso. Si en la pista dices a todo sí, nunca serás un ganador. Tienes que tener instinto asesino. Eres tú contra otro que va a muerte para ganarte. Tienes que hacer lo mismo. Si vas de paseíto, nunca serás un gran jugador.

P. ¿Descubrió a ese jugador en aquella semifinal de Australia?

R. Es difícil que se vuelva a repetir porque probablemente haya sido uno de los mejores partidos de la historia. Veo el vídeo y no me creo que, con lo que me dolía el pie, con una fisura en el tobillo, estuviera a ese nivel. Estaba tan metido, tan motivado, que ese dolor era lo de menos. Me acuerdo de hablar con mi padre, ya en la pista: "¡Me duele muchísimo! No sé si voy a poder jugar". Me enseñó a confiar más en mí.

P. "Es una trituradora", dijo de Rafa Nadal, que le domina por 10-0 en sus duelos.

R. En cemento es más batible. En tierra es el mejor de la historia. En pista rápida, un gran jugador, pero con más zonas atacables. Si saco bien, tendré posibilidades de cogerle terreno poco a poco. Con lo de trituradora aludo a un nivel superior a los demás. Rafa lo es en tierra. En rápida, no. Tampoco ya Federer, que lo era. En rápida ya no hay ninguno del que se pueda decir que no se puede jugar contra él. Jugaré de tú a tú.

P. ¿Qué tiene Nadal que no tiene usted?

R. Está claro, su mentalidad. No es que él tenga y yo no. Es que la que él tiene nadie la tiene. Es privilegiada. Es solo suya. Aunque tenga sensaciones horribles jugando, como en algunos partidos de este año, da un nivel alto. A otros las malas sensaciones les van a más. A él, no.

P. ¿Qué cree que le quitaría él a usted?

R. El golpeo. Fuerte, limpio, potente.

Fernando Verdasco festeja su victoria sobre David Ferrer.
Fernando Verdasco festeja su victoria sobre David Ferrer.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS