Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una Mercè austera sale a la calle

Dakar es la ciudad invitada y se inaugura un festival de artes escénicas

Con menos presupuesto, pero sin dejar ningún público olvidado. Las fiestas de la Mercè de este año serán más austeras, ya que se destinan a los festejos 3,6 millones de euros, el 10% menos que en 2009. Y aun así, se han programado más de 300 actividades que buscan la participación de todos los ciudadanos. Ya lo es el cartel, diseñado por Claret Serrahima. Lo forman letras dibujadas por barceloneses diversos, como el cineasta Manuel Huerga y la cantante Lucrecia.

La fiesta se iniciará el 23 de septiembre en el Saló de Cent del Ayuntamiento con las palabras del pregonero, que este año es Joan Margarit. Experto en construcción de versos y estructuras o, lo que es lo mismo, poeta y arquitecto, Margarit ha hecho de Barcelona el sujeto perfecto de sus obras. Como catedrático de Cálculo ha contribuído a alzar la Sagrada Familia y el estadio olímpico, y como fabricante de poemas ha publicado, entre otros, Barcelona amor final.

A su discurso le seguirán tres días de festejos, hasta el 26 de septiembre, totalmente gratuitos en 30 puntos de la ciudad. Pero la reducción de presupuesto se ha saldado con la cancelación de algunos. Así, se suspende la recepción del alcalde y también dejan de programarse las actividades del paseo de Gràcia.

Sin embargo, se incorporan al mapa dos nuevos emplazamientos: la avenida de Maria Cristina, calle que se recupera con actividades programadas hasta las tres de la madrugada, y el antiguo canódromo de la avenida de la Meridiana, reconvertido en centro de arte contemporáneo. Se estrenará con Pandora, un espectáculo de música y danza inspirado en la mitología clásica y oficiado por la compañía Aristras. Le sucederán la música y el humor de la orquesta Always Drinking Marching Band. Precisamente, la inclusión de ambas compañías en el programa forma parte del Mercè Arts al Carrer (MAC), un nuevo festival dedicado al circo, la danza y el teatro. Lo integran, además, propuestas en el parque de la Ciutadella de día y de noche, como la danza aérea de Voalá Project. Sus acróbatas darán vida desde las alturas a cuatro ejecutivos que pierden el último tren. Allí también actuarán la bailarina Mar Gómez, con Heart wash, y Claire, en un espectáculo de danza contemporánea. De noche se convertirá en un auténtico parque de la luz: En su fuente reposarán dioses de la mitología griega y en el lago el agua se teñira de colores gracias a Splash!, de Franc Aleu.

Sin embargo, la tradición tampoco se deja de lado. Con motivo del Año Chopin, la cabalgada se dedica a este músico y dos nuevos gigantes, Chopin y Georges Sand, serán bautizados durante las fiestas mayores. Por otra parte, un correfoc creará un auténtico infierno desde la plaza de Antoni Maura hasta el Consulat de Mar. Y la Colla de Castellers de Barcelona ha invitado a dos grandes formaciones, los Minyons de Terrassa y los castellers de Vilafranca. Además, el polifacético Carles Santos pone música a los movimientos de 150 bailarines de los esbarts de la ciudad.

Por si fuera poco, el festival musical de la Mercè, el BAM, llega a la mayoría de edad. Tocarán Belle & Sebastian y Els Amics de les Arts en la antigua fábrica Damm. También Mujeres, Els Surfing Sirles, Anti-Pop Consortium y, a capella desde Nueva York, Hyperpotamus.

La multiculturalidad la añadirá Dakar, capital de Senegal. Se ha invitado a artistas de esta ciudad, como el longevo percusionista Doudou N'Diaye Rose y el rapero Awadi. Y también participarán senegaleses residentes en Barcelona junto con los integrantes de la Camut Band. El punto final lo pondrá el Piromusical, a cargo de Jordi Bonet, centrado en versiones de temas famosos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de septiembre de 2010