Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ARTURO FERNÁNDEZ | Presidente de la Cámara de Madrid

"No nos gusta que la pequeña empresa se sindicalice"

Arturo Fernández estrenaba despacho ayer por la mañana. Este empresario de 65 años, a dos horas de que lo nombraran oficialmente presidente de la Cámara de Comercio de Madrid, toqueteaba con emoción indisimulada su ordenador de última generación y bromeaba sobre su nuevo y flamante sillón de cuero: "Aquí me escurro", decía mientras se retrepaba esforzadamente, para añadir: "Echo de menos el silloncito barato de mi empresa".

El nuevo presidente por partida doble (va por su segundo mandato a la cabeza de CEIM, la patronal madrileña) estaba nervioso por el discurso laudatorio que iba a pronunciar sobre su predecesor, Salvador Santos Campano, poco después, durante la toma de posesión del cargo. "Tiene una primera parte emotiva, y en la segunda damos cifras de su mandato", le comentaba, paciente, su asistente. "No me gustan las cifras", replicaba Fernández, "ahí la gente desconecta".

"La reforma laboral es muy tímida y el Gobierno va con retraso"

"Despedir en España les sale muy caro a los empresarios"

Santos Campano mantuvo durante su mandato una actitud de abierta beligerancia con la política del Gobierno central e hizo frente común con el de la Comunidad: amenazó con echarse a la calle si se consumaba la subida del IVA, se alineó con los hosteleros contra la futura ley antitabaco y recientemente tachó de "huelga política antes que laboral" el paro de los trabajadores de Metro. Arturo Fernández se presenta ahora como un presidente más ponderado; por lo menos, en el uso de las palabras.

Pregunta. ¿También piensa que la huelga de los empleados de Metro es política?

Respuesta. Yo solo sé que en el metro de Barcelona ha habido recortes y allí nadie ha hecho huelga. Saque sus conclusiones.

P. Su antecesor, en la línea de lo que dijo Esperanza Aguirre, avisó de que los empresarios saldrían a la calle si el Gobierno seguía adelante con la subida del IVA. Ya la tenemos aquí y no han hecho ustedes nada de aquello.

R. Los empresarios de Madrid y la Cámara hemos dejado siempre muy clara nuestra postura en contra de la subida de impuestos, que solo mermará el consumo y no traerá crecimiento. Hemos escrito varias cartas a La Moncloa, pero no nos han hecho caso.

P. Ahora es presidente de CEIM y de la Cámara al mismo tiempo. También, vicepresidente de la CEOE [patronal nacio-nal]. ¿No es demasiada concentración de poder?

R. La mayor parte de los miembros de CEIM lo es a su vez de la Cámara. Compartir presidencia lo que hace es aprovechar las inercias. Esto es algo que ya propuso Gerardo Díaz Ferrán cuando presidía la Cámara de Madrid.

P. Parece que ahora los empresarios se cuestionan menos que hace un mes la presidencia de su amigo Díaz Ferrán en la CEOE. ¿Ha salido fortalecido tras la reforma laboral de Zapatero?

R. Díaz Ferrán estuvo cuestionado por el desastre de sus negocios, que es natural en la crisis que vivimos. Ha tenido que deshacerse de unos y sanear otros, lo está solucionando y los empresarios estamos encantados con su gestión en la patronal y no ponemos en duda su liderazgo.

P. Prometa que en los pasillos de la CEOE nadie lo cuestiona, ni siquiera por lo bajo.

R. Desde la asamblea de hace un mes, en absoluto.

P. ¿Y cuál es su postura sobre la reforma laboral? ¿Cree que beneficiará a los empresarios madrileños?

R. Creo que es una reforma muy tímida y el Gobierno tiene que dar pasos de gigante porque va con retraso. Por suerte, los parlamentarios van a poder meter el lápiz y esto puede mejorar.

P. ¿Está a favor del contrato único?

R. Está claro que despedir en España le sale muy caro al empresario. Un montón de empresas han tenido que hacer ERE porque no se podían permitir aliviar su plantilla. Veo positivo que las empresas puedan optar ahora por 33 días de indemnización, o incluso 20 si demuestran que tienen dificultades.

P. Y ahora los trabajadores de las pequeñas empresas podrán acudir a los sindicatos para rebatir esas "dificultades".

R. La Cámara está en contra de esa medida del Gobierno de sindicalizar a las pequeñas empresas que no tienen representantes de los trabajadores.

P. ¿Por qué?

R. Porque es una medida que solo va a complicar la vida aún más a esas empresas de seis o siete empleados.

P. Usted es empresario hostelero. ¿Comparte la postura de su antecesor contra la ley antitabaco que se debate ahora en el Congreso? La Cámara se ha mostrado siempre en contra y ha llegado a decir que los hosteleros de Madrid tendrán pérdidas del 20% y de miles de millones de euros

R. Las medidas son duras y van a causar daños a nuestro sector. Pero la ministra de Sanidad, junto con el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, van a intentar que el impacto en nuestro sector sea el menor posible.

P. ¿Cómo?

R. Se han propuesto varias medidas: crear clubes específicos para el fumador, ampliar la extensión de terrazas en Madrid... No puede ser que en París tengan más terrazas que nosotros con un clima peor.

P. Parece muy cooperativo con el Gobierno en este asunto de la ley antitabaco. Aquí sí que difiere de la postura de su predecesor.

R. Francia, Inglaterra, Alemania y muchos otros la aplican desde hace años. Estar en contra de la ley antitabaco es estar en contra de todos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de julio de 2010